divendres, 24 de desembre de 2010

Para correr como galgos...

Por Sandra Jiménez Hernández,
estudiante de Diseño curricular de la EF

El 9 de Diciembre de 2010, España amanece con una triste noticia para su deporte y, más concretamente, para el atletismo. Una vez más el dopaje hace correr ríos de tinta en los periódicos nacionales y abre todos los informativos. Pocas veces mi querido deporte sale en primera página, lo triste es que lo haga de esta forma.

La Guardia Civil ha iniciado una nueva investigación que ha destapado una gran trama de dopaje. En la llamada “Operación Galgo”, 14 personas han sido detenidas por un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes. Seis de los implicados han sido ya interrogados y puestos en libertad sin cargos tras sus declaraciones. Los ocho restantes declararán los próximos días, entre ellos Marta Domínguez, el icono del atletismo femenino, una mujer caracterizada por tener valores de lucha, superación, fuerza,... ha perdido toda su credibilidad en un segundo. Todavía no se ha demostrado nada, pero su nombre y los resultados obtenidos hasta la fecha ya han sido manchados para siempre.

Todo esto crea una incertidumbre en la élite deportiva española, ¿Es todo una mentira? Nuestro deporte aunque goza de gran prestigio internacional por los logros conseguidos, se pone en duda ante casos como éste y otros que le preceden como la “Operación Puerto” y la “Operación Grial”. Pero aunque nos duela, gracias a estas operaciones estamos consiguiendo un deporte más limpio, y podemos estar orgullosos de que el que hace trampas, lo paga.

Y yo como atleta me pregunto ¿Cómo se llega hasta éste punto? ¿Merece la pena y es necesario arriesgar tu vida para triunfar en el deporte? ¿Hay que dejar de lado los valores para conseguir metales?

Lamentablemente, nuestra sociedad valora demasiado los resultados. La vida es una continua competición en la que el ganador es el mejor parado. Todos queremos ganar para tener un reconocimiento social que nos haga grandes y esto hace que muchos caigan en la tentación, pero el fin no justifica los medios y para “correr como galgos” no hace falta llegar hasta este punto. Además de esto, deberíamos tener en cuenta que si no se gana, no se cobra. Muchos deportistas llegan a estos extremos de poner en peligro sus vidas para poder vivir ¿Hay un fallo en el sistema de subvenciones? ¿Por qué el deporte no está remunerado como otro trabajo? ¿Por qué sólo valoramos las medallas y no el trabajo del día a día de nuestros deportistas?

En mi opinión, estamos llegando demasiado lejos porque cada vez hay más dinero y más intereses para buscar un mayor espectáculo que supera los límites fisiológicos de las personas. Se está jugando con la salud y se está sacando mucho dinero a costa de vidas de “ignorantes” que caen en la trampa. Últimamente, ha habido un aumento de muertes súbitas, suicidios y depresiones... Lo más duro es que médicos, entrenadores y compañeros de “faenas” estén metidos en el ajo.

El atletismo es un deporte muy sacrificado que requiere mucho trabajo y constancia para quienes quieren conseguir grandes resultados. Te lo juegas todo en una carrera, toda una temporada preparando un acontecimiento, una sola oportunidad para la gloria. Es muy difícil conseguirlo pero merece la pena intentarlo y cuando lo haces limpiamente te sientes realizado por haber conseguido tu sueño.

No todas son manzanas podridas dentro el frutero y una lista de atletas del equipo nacional realizaron un comunicado a través de la web de la R.F.E.A. en el que afirman que: "Queremos conservar los valores que el deporte de competición aporta a las sociedades modernas, la capacidad de superación, la colaboración y el trabajo en equipo, el esfuerzo, el compañerismo, el respeto a los adversarios, la disciplina, aprender a ganar y a perder, son activos muy preciados como para dejar que se ensucien con la falta de ética y la ambición desmedida”. Éstos son los valores que, nosotros como educadores, debemos transmitir desde las aulas y los que deben llegar a nuestros alumnos por parte de los entrenadores, clubes y, sobre todo, de los medios de comunicación, que deberían fomentar todo el deporte y no sacar titulares únicamente cuando hay trapos sucios o un gran logro, esto último, dependiendo del deporte, a veces ni sale.

En la educación debemos traspasar barreras, estamos formando a las personas del futuro, y hay que trasmitirles que en la vida tienen que luchar por lo que quieren. Que les van a ofrecer caminos más fáciles para conseguirlo, pero estos caminos no son los correctos y no deben caer en la trampa. Tienen que saber valorar las cosas y actuar de una manera ética, tener personalidad y decir NO ante estas propuestas, porque si todos colaboramos conseguiremos que la sociedad vaya a mejor.

19 comentaris:

JUAN CLIMENT ha dit...

Una vez más, y como también se ha dicho en la entrada publicada por nuestra compañera Clara, todo se resume en una palabra: RENDIMIENTO.
Vemos más arriba como Sandra habla de deportistas que se juegan la vida tomando sustancias prohibidas, como se sacrifican a que algún día todo pueda salir a luz (como ha pasado recientemente) y sus éxitos logrados se queden en nada, como profesionales que rodean a este tipo de deportistas (ya sean médicos, preparadores físicos, etc.) hacen de cómplices saltándose a la torera todos aquellos valores que deben predominar en este ámbito.
El significado de la palabra RENDIMIENTO está provocando que día tras día se viva con mayor obsesión el estar en lo más alto, en llegar a ser el mejor, el número 1, etc. y esto está haciendo cada vez más daño a lo que más nos gusta, el DEPORTE.

Sevillevich ha dit...

Coincido con tu último párrafo en lo que comentas sobre la necesidad de enseñar a conseguir las cosas sin atajos, que el deporte esta lleno de valores estupendos pero creo que no te quieres dar cuenta de que el dopaje siempre ha existido, y siempre lo hará mientras haya de por medio, rendimiento, dinero y reconocimiento. Y, por mucho que te duela, en el atletismo lo hay y lo seguirá habiendo.

Estoy seguro que el 97% de los deportistas que se disputan las medallas en unos juegos olímpicos no van limpios, siempre hay excepciones y deportes donde no tienen un papel fundamental las cualidades físicas. Y no me causa ni pena ni nada por el estilo. Lo entiendo perfectamente y yo lo haría en el caso de estar en esa situación y no me sentiría culpable ni nada por el estilo. Está en juego mucho dinero y hoy la vida es así. ¿Qué no se debería hacer? Pues no, pero cuando llegas al deporte de élite; o pasas por el aro, o todo por lo que has luchado y sacrificado durante esta vida no vale para nada, no vas a alcanzar el sueño de ser deportista de élite.

Me hace mucha gracia, los deportistas que cuando un ‘compañero’ de profesión da positivo o algo parecido, aseguran que van limpios y que ‘presentían’ que este hacía tal cosa o la otra. Y va, y al poco tiempo, ellos son los involucrados. ¡Hipócritas! O aquél que da positivo y afirma que no ha hecho nada. ¡Joder!, no seas capullo, te han pillado, reconócelo y punto.

Por poner un ejemplo, y lo voy a poner generalizado, la famosa ‘Operación Puerto’ donde misteriosamente sólo sale a la luz el nombre de los 58 ciclistas implicados, de una lista aún mayor de más de 250 deportistas que practican diferentes deportes. Por aquél entonces, periódicos y la sociedad en general, pensaba que el ciclismo era la oveja negra de la familia pero mira por donde, pasan los años y van apareciendo positivos de tenistas, futbolistas, gimnastas, atletas, etc… Pero la gente, sigue queriéndose tapar los ojos, pensando en que son casos aislados… Y ahora la ‘Operación Galgo’ sólo ha hecho más que demostrar que el dopaje está generalizado en todos los deportes de élite.

Pienso que se debería permitir ciertas sustancias como pasa en la mejor liga del mundo de baloncesto, la NBA. Así, todos los deportistas irían controlados por médicos y pasarían menos casos de muertes, depresiones, etc…

Por último, comentar que me alegro que salgan sucesos así. Esto ayuda, como ha sido en el caso del ciclismo, a un deporte más sano, no más limpio, pero si más seguro y controlado. Hoy en día, un ciclista puede pasar un control sorpresa cualquier día del año, en cualquiera parte del mundo. Mediante un programa informático, debe comunicar si va a estar fuera de su casa, y en tal caso, informar del destino y duración. Además, de la cartilla de salud, donde periódicamente, se deben realizar análisis de sangre y orina en laboratorios aprobados y homologados por la UCI (Unión Ciclista Internacional). Dopaje en el ciclismo sigue habiendo, pero está tan sumamente controlado y periorizado por médicos y especialistas, que lo hacen, hoy en día, el deporte más seguro, en cuanto a salud, del mundo.

Y otra una cosa que me ha hecho gracia es cuando has comentado lo de sacrificio, lucha, etc… Te aseguro que el deportista que se dopa, sigue sacrificándose y luchando por lo que quiere como cualquier otra persona. Sólo que lo hace con cierta ayuda.

Sevilla Monsalve, Joaquín Gil

ricardotomasjurado ha dit...

Bueno, en primer lugar me gustaria comenzar explicando sobre este artículo, que es un tema que me cabrea muchisimo, y no por el simple hecho de que la gente se dope o deje de hacerlo, sino por la repercusión mediática que tiene, ya que cuando salen noticias como estas en los medios de comunicación nos pasamos días y días viendolas a todas horas, sobre deportes, los cuales cuando se consiguen logros españoles no ocupan ni dos hojas en un periódico deportivo, asi pues como ocurre en el caso del ciclismo, el cual soy un gran fan, y cada día tengo que ver como salen ciclisas que sean dopado, y como un centenar de "ratas" hacen por destruir un deporte que es precioso para la humanidad.

Pero centrandome, en el post expuesto por mi compañera, quería comentar, que primeramente antes de nada todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y aquí desde los medios de comunicación, vía prensa, via televisión..... ya devaluan la imagen de deportistas que lo han ganado todo, sin concederles ni una mínima duda para ver como argumentan sus casos.

Estoy de acuerdo, en la parte donde expone mi compañera, a través de la carta dirigida a R.F.E.A que el deporte expone unos valores día a día y que hay que seguir enriqueciendoles, pero pienso que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Y a mi particularmente que he seguido más el caso y me he documentado me cuesta creer que Alberto Contador haya consumido esa cantidad de clembuterol para poder conseguir el tercer tour, en este caso estamos hablando de la "Operación Galgo" y más particularmente de Marta Dominguez, que es un atleta consagrada, puede ser, que se haya dopado pero vamos a esperar haber que dicen en lugar de devaluar su imagen y destrozar su vida. Asimismo quiero decir, que veo justas las sanciones que imponen a los atletas por doparse, pero que lo demuestren primeramente, no que salga a la luz un 21 de Septiembre y a dias de hoy aun no se tenga la informacón para exponer al mundo entero e igual opino con la "Operación denominada Galgo".

Finalmente, concluir que con este post entrariamos en otro debate, el cual hemos ido comentando a lo largo de la asignatura referente a si el ¿Rendimiento es educación o, en cambio,si por el rendimiento y los logros vale todo?

alberto ha dit...

En varios comentarios he visto que se decía que con el control del dopaje se consigue un deporte más sano, y eso no es verdad. Si se consigue que sea limpio, pero no más sano. Y es que las palizas que se dan los deportistas de ese nivel, hace que su salud se vea muy deteriorada, y ciertas sustancias lo que hacen es mejorar distintos parámetros y mantenerlos dentro de los valores normales. Creo que esto ya quedo claro en las clases de fisiología, donde se tacho la afirmación de que el dopaje se prohíbe porque es malo para la salud. ¿Acaso el deporte a ese nivel no lo es? Y ¿por que no lo prohíben también?

Alberto Bolufer Jurado

Mario Frias ha dit...

El articulo de opinión dopados todos, de Vicente Verdú me ha parecido muy interesante respecto al tema del doping, ya que no expone el problema como un problema del deporte en concreto, sino que lo hace, mas bien, como problema social y el dopaje deportivo solo es descendiente de este.
Doping = hallarse drogado – como toda la sociedad
Recomiendo su lectura.

Tras leer el artículo me surgen preguntas
Acaso vivir en sociedad no es competir?
Como podemos ver tan mal el dopaje deportivo si es verdad que en realidad todos nos dopamos?
Y sobretodo(la que mas nos incumbe aqui.Si el problema del dopaje tiene unas raíces tan profundas en la sociedad ¿es lo suficientemente potente la institución escolar, y la asignatura de EF para ejercer un papel transformador, o debería ser la sociedad quien cambiara y la escuela y la asignatura quien actuara de conservador?

b2-09-obesitat ha dit...

Comenzar mi comentario proclamado mi rotundo rechazo al dopaje y a las gentes que se lucran de semejante atrocidad.
En cuanto a lo que a publicado nuestra compañera Sandra tiene toda la razón en decir que todo se basa en el rendimiento (resultado) sin mirar siquiera el proceso o la evolución. Esto es así y lo seguirá siendo, ya que la competición se basa en ganadores y perdedores, pero la pregunta es: ¿hasta que punto los mismos deportistas y profesionales del deporte ( entrenadores, preparadores, médicos...)desean la gloria de la victoria?
¿es normal arriesgar sus vidas y carreras profesionales?
Por ultimo me gustaría comprender si los deportistas que se dopan creen que son ellos mismos los que consiguen los éxitos. Deberían preguntarse si sin doparse podrían haberlo conseguido, porque cada uno tiene sus limites y si hay alguien mejor que tu porque vas a privarle del éxito que se merece robándoselo injustamente.
En conclusión me gustaría decir que en mi opinión el doparse puede entenderse como un acto de envidia hacia los mejores deportistas.

sanvel ha dit...

Estoy muy de acuerdo tanto con Sandra como con Juan en el que una de las principales causas de la existencia del dopaje es la exigencia de un alto rendimiento y la ganancia de fama, reconocimiento y DINERO que ello conlleva.

He estado buscando mucho en Internet, que finalmente no he encontrado, un video grabado en un taxi para un programa de TV de una conversación de dos tenistas argentinos profesionales (Martin Vassallo Argüello (llegó a ser nº 47 en el ranking) y Sebastián Prieto (que llegó a ser nº 22 del ranking en dobles), acerca de la política de la ATP, la cual cada vez mejora los premios que dan los mejores torneos, pero no mejoran la base, es decir, los niveles más bajos del tenis profesional como pueden ser los Challengers y los Futures. Decían que esta política lleva a que los “Nadales y Federers” ganasen una gran fortuna, pero que los jugadores que estaban alrededor del puesto 150 o 200 del ranking mundial no podían apenas vivir del deporte a pesar del gran esfuerzo que realizan (pensemos por un momento nada más quien podría ser el jugador nº 200 de un ficticio ranking mundial en fútbol e imaginemos cuanto gana… creo que no hay ni punto de comparación).

Todo esto hace bastante tentador para que un jugador se meta en el tema del dopaje, aunque no fuera para ser el nº 1, pero sí para poder vivir de ello, ser reconocido al menos en su país de origen y cumplir sus sueños. Como decían también en el video, llegará un momento en el que Federer tendrá que jugar en la Pista Central de un Grand Slam contra el 150 del ranking y el chico tendrá zapatillas medio rotas y estará sin el entrenador porque no podrá permitírselo, con lo que las diferencias cada vez se agrandan más. Creo que es conveniente que la gran cantidad de dinero que hay en el deporte se reparta de una mejor manera, de tal forma que los deportistas no se vean tentados de doparse para poder sobrevivir, económicamente hablando.

Para terminar les dejo el link de una entrevista que le hicieron al tenista Martín Vassallo Argüello (uno de los dos que aparece en el video que comentaba antes) en la cual critica a la forma de organización de la ATP en cuanto al reparto de dinero en el circuito de tenis.

http://www.nosdigital.com.ar/2010/10/%E2%80%9Cla-atp-es-comparable-con-el-fmi%E2%80%9D/

Santiago Velasco Magadán

Alberto Piernas Carcelén ha dit...

Comenzaré comentando este post con una frase de Bode Miller (esquiador de éxito internacional y que reconoció haberse dopado) que resume muy bien la razón por la que aparece el dopaje:
"El deporte nace limpio, por el mero placer de participar, pero luego intervienen los fans y los medios para corromperlo con la presión. El que no es fuerte queda apartado en una esquina, abandonado en la fría sombra, y el que vence se convierte en un símbolo. La notoriedad es un veneno", "De esa presión inhumana nace el dopaje, por el imperativo de tener que ser el primero".
Esa presión y ese veneno del que habla Bode Miller hace que muchos deportistas opten por el camino rápido del dopaje. Está claro que una de las posibles soluciones para tratar de evitar este tipo de prácticas es, a parte de los controles, una correcta educación de los deportistas desde edades tempranas. Personalmente, soy bastante pesimista respecto a este tema, ya que creo que el dopaje no va a hacer más que crecer con el paso de los años; hoy en día, y no sólo en el deporte hay una refrán que resume muy bien esta situación: "hecha la ley, hecha la trampa". Con esto quiero referirme a que la educación en valores en el deporte se está convirtiendo cada vez más en una utopía, ya que, hasta los que promueven el deporte limpio y sano, son los primeros que han sido "cazados" (veáse Contador, Marta Domínguez, etc.).
Para concluir citaré una frase que leí en un blog y que dice mucho acerca de mi reflexión sobre por qué la educación en valores en el deporte es una utopía:
"Desde luego si por mi fuera, el futuro del deporte pasaría por el control y la pureza del mismo, pero el deporte no es más que el reflejo de lo que es el ser humano y la sociedad , y ésta no es ni pura, ni limpia".

Alberto Botella Pla ha dit...

En primer lloc voldria donar-li l’enhorabona a Sandra per l’article. Considere que aquestes hauran sigut algunes de les línies més difícils que hauràs escrit mai ja que com atleta no t’haurà sigut fàcil parlar d’un tema tan seriós com el dopatge i, a més, al teu esport.

Per començar m’agradaria compartir una conversa que vaig tindre amb una professora d’Educació Física. Estavem comentant alguns aspectes de les oposicions com quants temes era recomanable estudiar, quantes hores al dia es devia dedicar etc...I amb tot açò va sorgir a la conversa que ella abans preparava les proves físiques d’accés a la nostra carrera a un alumne de 2º de batxillerat. En la preparació de les mateixes, l’alumne es va adonar que li faltava millorar la resistència aeròbica per a la prova dels 2000m i va optar per la solució més rápida i més efectiva, es va dopar. Realment no sé si va ser EPO però el que preval es que per una ximple prova física aquest alumne de 2º de batxillerat, ni més ni menys, va decidir arriscar la seua vida per entrar a fer la nostra llicenciatura . Tant si val la pena?

Després de llegir aquest article i també el de Ainoa sobre el dopatge, m’adone de com de fàcil i mal s’estan fent les coses. Jo em pose al lloc dels alumnes que tenen la il.lusió de fer la nostra llicenciatura i que tenen poques possibilitats de passar les proves físiques. I aleshores pensaran: I per què no prendrem alguna ajuda, si ho fan els esportistes i jo també vull ser-ho?

Altre aspecte a considerar és el de les proves físiques. El propi sistema d’accés a la llicenciatura (ara grau) ja incita a que s’hagen de tindre bones condicions físiques. Les diferents proves marquen que uns alumnes puguen fer la carrera i altres no. Independenment de la nota de batxillerat (ja que sinó passes les proves físiques no servix per fer la carrera) o, per exemple, de la facilitat que tinguen per tractar amb xiquets o de parlar en públic. Per què no es valora també açò? Tots els alumnes han de ser esportistes per donar classes d’Educació Física? Es pot tenir sobrepés i ser bon professor?

Després d’escriure aquestes línies veig un poc més normal que aquest alumne s’haja dopat per passar unes proves físiques. Si el més important per accedir es passar les proves per què no dopar-se? Així está montat el sistema. Dona igual si l’alumne parla bé en public o té gran capacitat per explicar i ensenyar continguts. La millor solució es dopar-se i augmentar el rendiment. Com ho fan a tele!

Nacho Bazataqui ha dit...

Para comenzar con mi comentario, he de decir que lo voy a tratar desde un enfoque más general. El tema del dopaje está muy presente en los últimos días por culpa de los acontecimientos que han sucedido en torno al atletismo y, muchos deportistas, están saliendo a hacer público su rechazo a este tipo de fraudes en el mundo del deporte. Pero lo que me choca, realmente, es que muchos de los que hacen público este rechazo no consideran que este tipo de temas tan polémicos forman parte de las trampas y juego sucio que muchos han participado alguna vez, como mínimo.

El deporte se ha caracterizado desde siempre como una práctica física en la cual tus valores y capacidades han sido los responsables de poder alcanzar cualquier meta u objetivos establecido anteriormente. El “fair play” o “juego limpio/justo” es una expresión utilizada para denominar el comportamiento y la actitud leal que el deportista debe tener con el adversario y el árbitro. Pero no siempre es promovido por el propio jugador. Aunque en estos momentos salgan muchos a vociferar por un deporte más limpio, muchos de ellos han utilizado en algún partido o fuera de él algún tipo de trampa o estratagema para conseguir la victoria.

Se dice que lo importante no es ganar, sino participar pero casi siempre se muestra lo contrario. Pienso que nosotros, como docentes y promulgadores de la actividad física como forma de salud, tenemos la obligación de enseñar a nuestros alumnos el lado más liberador que tiene el deporte dejando en un margen la importancia de ganar, ya que se trata, en definitiva, de un juego.

sanvic1987 ha dit...

Una vez he leído el artículo de nuestra compañera Sandra, me puse a leer artículos relacionados con las diferentes operaciones que se han realizado en España para parar el tema del dopaje. Uno de los que más me llamo la atención fue el publicado en el país el cual se titula “el mismo dopaje menor tolerancia”, en el se exponen una serie de declaraciones de atletas Españoles como por ejemplo “No siento remordimientos de conciencia por nada de lo que he hecho. He vivido lo que tenía que vivir, he hecho lo que tenía que hacer. Caí en el dopaje porque así era el sistema. Era así y así es. Pero tampoco querría tener 21 años ahora e intentar hacer toda mi carrera limpia", continua hablando y diciendo que "Cada uno, cada deportista, cada técnico, cada patrón, tiene su nivel ético. Nunca ha sido igual para cada persona, cada uno viene de una cultura, ni en todos los tiempos. Ahora se ve mal lo que antes era perfectamente normal, por ejemplo", acaba diciendo "Así que la única referencia de actuación es la que marca el reglamento antidopaje. Es la línea de lo que está bien y lo que está mal, así que si uno no da positivo, no hace nada mal. Además, creo que el reglamento antidopaje está establecido por tres motivos: para cuidar la salud del deportista, en lo que no creo; como negocio por parte de los organismos antidopaje, que me da igual, y para que los malos no ganen a los buenos, que no se puedan alterar los resultados, para que no salgan perjudicados los que más y mejor trabajan. Esta es la única justificación que vale para mí".


Así pues después de exponer algunos de los cometarios del artículo he llegado a la conclusión que el dopaje existe y existirá, siempre que haya un patrocinador por medio que nos de tanto al año, siempre que halla rendimiento y reconocimiento a nivel mundial o nacional (Fama). España en los últimos años ha realizado numerosas operaciones contra el dopaje fruto del cambio de mentalidad que se tiene sobre el mismo, ya que como comenta el articulo, antes el dopaje se veía con otros ojos, pero no solo ha cambiado en el sentido del sistema policial sino que también la propia sociedad y los deportistas piensan de manera diferente sobre las personas que se dopan, por los propios equipos los cuales se preocupan más por contratar a gente que se encargue de la salud de sus miembros. Esto es debido a que la sociedad, los jóvenes deportistas, tienen otra cultura, otra manera de ver las cosas, son más críticos con el Doping. Todo esto me hace preguntarme cosas como, ¿Porque existe el dopaje deportivo? Como han comentado algunos de mis compañeros todo se basa en el rendimiento, es decir, yo me dopo para poder conseguir una marca determinada que me pueda dar la oportunidad de tener el record que tanto he deseado pero que sin el dopaje dudo mucho que lo consiga, o porque necesito tomarme esta pastilla o hacerme una transfusión de sangre para poder estar entre los cinco mejores atletas del momento y así ganarme una plaza para la final, con lo que todo ello conlleva (reconocimientos, dinero, repercusión mediática, televisión, prensa, radio….).y todo esto es lo que esta haciendo o dando una visión del deporte ,que en definitiva es lo que nos gusta y nos atrae, negativa. En definitiva mi opinión sobre el dopaje es que los controles y las operaciones como Puerto o Galgo tienen que estar a la orden del día, ya que solo de esta manera podremos tener en deporte sano y todos podremos competir en las mismas condiciones y sin ninguna ayuda extra que nos facilite un poco más las cosas a la hora de competir

diego ha dit...

Estoy muy de acuerdo con el articulo de Sandra, y ante todo, como creo que lo hacemos todos, me pronuncio en contra del dopaje. En cuanto a lo último que comenta, está claro que debemos ser partidarios de promulgar valores como el compañerismo, el respeto a los adversarios, la colaboración, el trabajo en equipo, la superación, etc. Y creo que esto es algo que el deporte lleva consigo, el problema está en saber enfocarlo de manera correcta. Pienso como ella que la mayoría de educadores, lo deben tener como su principal objetivo, y es algo que en la mayoría de los casos se cumple. El problema no está tanto en la ahí, sino más en los medios de comunicación. Los niños tienen al alcance de su mano medios como internet, la televisión, etc. Y creo que son ellos los que pueden influir mucho para poder inculcar esta clase de valores, ya que el poder de persuasión que se tiene sobre la persona es muy grande.
Por otro lado, creo que el problema también está cuando una persona que lleva practicando desde pequeño un deporte, se dedica profesionalmente a él, convirtiéndose en deportista de élite. Creo que ahí sí que cambia su manera de ver las cosas, y por mucho que desde pequeño se trabajase con él para inculcarle determinados valores, lo que prima en él, es ganar prestigio, es ganar dinero, es tener éxito, es decir, convertirse en el mejor. Y ya no ve si debe respetar a los adversarios o ser un buen compañero. Por lo que creo que por mucho que se les forme o eduque de una forma, la situación es la que manda, y como su pensamiento rendir al máximo para ganar, si le hace falta una ayuda extra, la cogerá.

chondi_7 ha dit...

Como vemos, la mayoría de nosotros relacionamos palabras como dopping y rendimiento, algo que me indigna, porque esto quiere decir que el deporte nunca ha sido limpio, ya que estamos dando por hecho que para llegar a estar al máximo nivel del deporte, hay que doparse, hay que tener "ayudas extras".

Lo siento, pero me niego a aceptar tan fríamente esto, ya que si fuera así, la vida que más nos gusta, y la vida que hemos elegido para nuestro futuro, es una mentira, una farsa. Puedo ser un iluso, pero no me creo que la mayoría de deportistas de élite (y mucho menos el 97% como se ha dicho en un comentario anterior), necesite ayudas externas para poder competir o para poder ser el mejor.

En mi opinión, es un mundo, que como en TODOS, hay tramposos, a los que hay que echar, y por tanto, estas operaciones deben seguir así, y limpiar la suciedad que emborrona el mundo del deporte, se llame Marta Domínguez, Alberto Contador o cualquier deportista de CUALQUIER OTRO DEPORTE.

Eso sí, ojalá se demuestre (aunque lo veo negro), que Marta es inocente ya que como bien ha dicho Sandra en el post ha sido y esperamos que siga siendo "el icono del atletismo femenino, una mujer caracterizada por tener valores de lucha, superación, fuerza,...".

Para finalizar, me gustaría acabar contestando a un comentario que decía que aunque exista el dopping, los atletas siguen luchando y sacrificándose. No lo niego, pero hay muchos otros atletas que están a la sombra de estos tramposos y que no son reconocidos como les toca, con el mismo o más sacrificio y lucha.

Juan Diego Sánchez del Pozo

jorgealarcon4 ha dit...

Sin ninguna duda, el atletismo se ha convertido en un deporte sucio y manchado hasta su última letra. Ver atletismo y ciclismo con la emoción que se hacía antes jamás será parecido en la actualidad, ya que existen multitud de noticias relacionadas con tramas de dopaje que nos provocan un cambio emocional hacia ese deporte.

Resulta difícil creer que los grandes éxitos de muchos atletas sean como consecuencia de valores como esfuerzo, superación, fuerza...Yo no soy capaz de creerme eso, todo lo asocio al doping...

La diferencia entre unos y otros es un SIMPLE CONTROL...que trata de analizar para acusar a ciertos atletas, mientras que muchos de ellos no son pillados, pero si dopados...Pero...¿QUIEN VERIFICA LA FIABILIDAD DE LOS CONTROLES? Resulta difícil responder esta cuestión...quizás los deportistas más laureados tienen más poder para manipular este tipo de controles...

La avaricia rompe el saco...y la presión por mejorar una marca, por seguir ganando, por entrar en el top de atletas famosos, por ganar para cobrar...hace que la mayoría de atletas caiga en la tentación de hacer trampas.

Los entrenadores son los mayores culpables, ya que, en lugar de ayudar a sus deportistas a entrenar y rendir sin hacer uso de sustancias prohibidas, ven el dopaje como una puerta a un gran negocio, donde prevalece su egoísmo por encima de la salud de su deportista.

Siempre que los médicos estén tan relacionados con el deporte, existirá el dopaje...ya que son ellos los que proporcionan esas sustancias y saben como manejarlas para que los resultados sean evidentes, para que los controles no sean tan eficientes...en definitiva, el Deporte de Alto Rendimiento está manchado y seguirá así toda la vida...

JORGE ALARCON RODRIGO

Vicente Amposta Ros ha dit...

Primeramente, y antes de todo dar mi más sincera felicitación a Sandra por el post.

Leer estos artículos no me es fácil, ni a mí ni a cualquier persona que le guste el deporte. Muchos son los casos que recuerdo cuando aparece una noticia relacionada con el dopaje. Quien no recuerda los casos de David Meca, Pep Guardiola, Carlos Gurpegui, Johan Mülleg, Andre Agassi, Carl Lewis, Marion Jones, Marco Pantani, Mikel Astarloza… o los casos más actuales de Alberto Contado y Marta Dominguez que hace referencia en el artículo. Todos ellos ídolos en su día, demacrados y apartados al día siguiente de su positivo (aunque sigo confiando en Marta Dominguez y Alberto Contador). Me duele ver estas noticias, y me pregunto si tan necesario es arriesgar sus vidas por el mero hecho de salir en la portada de un periódico. Ellos, son los que en un principio nos enseñan los valores del deporte, porque, ¿quién no se acuerda de Mülleg llegando a meta tras realizar un esfuerzo tremendo? Vaya palo cuándo me enteré que se había dopado.

El deporte de élite cada vez está más sucio (que lástima) y todos, y cuando digo todos me refiero a deportistas, gobierno, docentes, padres/madres… debemos luchar por un deporte limpio, porque de no ser así, el deporte va a perder la poca credibilidad que le queda, y ello repercutirá en la sociedad. ¿Nadie se acuerda que proclamarse Campeones del Mundo de fútbol nos hizo olvidarse durante días de los problemas actuales de la sociedad?

Ahora me pregunto, ¿es necesario doparse? Tal vez, para llegar a lo máximo, al éxito, sea necesario (o eso creen algunos), y todo ello viene precedido por lo que todos mis compañeros han reafirmado anteriormente, FAMA, DINERO, RECONOCIMIENTO… No encuentro otra respuesta a los deportistas que se dopan.

Aun así, y aunque me tachen de iluso confío en un deporte limpio, y a su vez sano. Sigo sin creerme que la gran mayoría de los deportistas de elite necesiten de ayudas extras para llegar a donde han llegado (el 97% lo considero una aberración). Animo y apoyo a aumentar todo tipo de operaciones que desvelen los casos de dopaje para de esta manera conseguir lo que de verdad el deporte nos transmite, que no es nada más que lo que Sandra publica en su artículo: juego limpio, disciplina, trabajo, esfuerzo, superación….

VICENTE AMPOSTA ROS

Marcelo ha dit...

El deporte no construye el carácter. Lo revela. (Heywood Hale)

Coincido con algunos de mis compañeros que opinan que un atleta no se dopa por interés en mejorar su marca sino por el dinero y la fama que eso conlleva.
Creo que tener una ventaja injusta sobre los adversarios es también un problema de educación. Que los que se dopan, si tuviesen la oportunidad y no fuesen deportistas, también cometerían delitos en su vida cotidiana. Porque el dopaje o no, revela el carácter de cada deportista.
Hay que dejar de culpar a los entrenadores por exigir el máximo a los atletas porque el deporte de alto nivel va de manos dadas con los resultados deportivos. El que no esté preparado para este mundo que no se meta en él.
Una vez allí, uno tiene que saber que es ejemplo para muchas personas, no solamente niños y niñas sino familias enteras, que siguen sus trayectorias y sufren con sus derrotas y se alegran por sus victorias.
Responsabilidad, educación y moral van de manos dadas para combatir este mal.

fergar8 ha dit...

He elegido este post, ya que es un tema de actualidad. Ayer apareció en los medios de comunicación que el ex ciclista de mountain bike Alberto León, uno de los implicados en la Operación Galgo había aparecido ahorcado en su domicilio.

Es bastante triste que las noticias actualmente deportivas vayan ligadas a aspectos tan poco éticos como estos.

¿Hasta que punto influye esta trama en la vida de un deportista? Como acabo de decir con la noticia del ex ciclista de mountain bike, puede llevar incluso a la muerte.

Por eso me gustará erlacionar esta noticia con una frase de Sandra en el post que explica muy bien lo relacionado con este caso: "Se está jugando con la salud y se está sacando mucho dinero a costa de vidas de “ignorantes” que caen en la trampa"

Sevillevich ha dit...

PARTE 1

Después de leer detenidamente todas las contestaciones, lo primero que me llama la atención es que queda demostrado que hay parte de la sociedad que no quiere ver la realidad. Y no es otra que aquella que dice que el deporte y el doping existen y existirán. Mientras exista el deporte con las características de rendimiento, popularidad, fama, dinero, etc.. existirá el doping y, es más, este siempre irá por delante. Cuando en unos laboratorios están descubriendo una sustancia nueva, los deportistas de altísimo nivel ya están usando otra.

Hablando de los laboratorios y los controles voy a responder a Jorge Alarcón. Son los laboratorios homologados por la AMA, Agencia Mundial Antidopaje, los que determinan que laboratorios son óptimos para detectar las sustancias y que protocolos utilizan para detectarlas. En mi cabeza no cabe la posibilidad de que un deportista, por muy bueno que sea, tenga la capacidad de cambiar el resultado de un análisis, saltándose las leyes antidopaje de cada país, sus agencias antidopaje, etc.. ni que fuera una película de acción.

Por otro lado, no entiendo como se puede afirmar que doping y hallarse drogado es lo mismo (Mario Frías). Si te vas al diccionario doping o dopaje se define como el consumo de sustancias para mejorar el rendimiento no con un estado. Son cosas muy diferentes.

Resaltar lo comentado por Alberto Botella. No será la primera vez que alguien se dope para pasar unas pruebas físicas de algún tipo de oposiciones o algo parecido.

Y, por último, Alberto Bolufer afirma que no hay un deporte más sano desde que se hacen controles antidopaje. Seguramente desconocerá los resultados del dopaje masivo en los tiempos de la Guerra Fría en atletas de la URSS, RDA y RFA. Mujeres que de las hormonas que se inyectaban cambiaban de sexo por no entrar en más casos. Ahora no ocurre nada de eso, los deportistas trabajan junto un médico que les controla en todos los aspectos, de ahí que sea el deporte más sano y más limpio a raíz de realizarse controles antidopaje.

Sevillevich ha dit...

PARTE 2

Y ahora me centraré en dos contestaciones al tema de Sandra que han realizado dos compañeros:

A Juan Diego Sánchez del Pozo me gustaría decirle que aunque le duela, el deporte élite está acompañado de dopaje. Y esto sucede desde hace miles de años. Ya en tiempos de los J.J.O.O. de la Antigüedad en Olimpia, Grecia. Es decir, hace más de 2.500 años y hay pruebas que lo demuestran.

También comentas lo siguiente y cito: “Para finalizar, me gustaría acabar contestando a un comentario que decía que aunque exista el doping, los atletas siguen luchando y sacrificándose. No lo niego, pero hay muchos otros atletas que están a la sombra de estos tramposos y que no son reconocidos como les toca, con el mismo o más sacrificio y lucha.” Tu no niegas lo que digo y yo tampoco lo que tú dices, porque simplemente es la realidad. Pero así está montada la sociedad de hoy en día. Solo nos queda intentar cambiarla, pero ¿cómo?

Y, finalizando, pienso que cuando uno escribe sobre algo debe documentarse antes de escribir. Sobre todo, si se trata de alguien que está muerto, ya que se le debe un respeto.

Vicente Amposta afirma que Marco Pantani tuvo un resultado en un análisis de positivo y lo deduzco de lo que dice “… Marco Pantani, Mikel Astarloza… o los casos más actuales de Alberto Contado y Marta Dominguez que hace referencia en el artículo. Todos ellos ídolos en su día, demacrados y apartados al día siguiente de su positivo…” ¿Cómo puedes afirmar algo que desconoces por completo? Si te hubieses informado, habrías descubierto que no dio positivo, sino que en el control antidopaje que se le realizó en la antepenúltima etapa del Giro de Italia del año 1999, en Madonna di Campiglio, dio un resultado de NO APTO, que es muy diferente a POSITIVO. A las dos semanas estaba compitiendo, si hubiese dado positivo hubiese estado dos años sin competir.

Aunque ese no apto es sinónimo de haberse dopado, nunca se pudo comprobar ya que NUNCA obtuvo un análisis antidopaje como POSITIVO. Nunca se demostró que se dopó. Que luego acabara como acabó, es muy largo y podríamos hablar de ello durante horas, pero nunca afirmes algo que no sabes porque te puedes equivocar. Son conceptos totalmente diferentes.

Y para acabar, no sólo en el ciclismo y atletismo hay dopaje, sólo hace falta documentarse para descubrir que en deportes como el fútbol, balonmano, gimnasia, baloncesto, golf, tenis, ajedrez, tiro, etc.. Porque hay que recordar que hay sustancias para todo, unas que aumentan el rendimiento, otras que hacen que estés más concentrado, etc.. Y sino echarle un ojo a la lista de sustancias prohibidas que cada año actualiza la AMA.


Joaquín Gil Sevilla Monsalve