dijous, 3 de gener de 2013

Trinquete: ¿necesidad o ideología política?

Por Irene Jiménez Pérez,
estudiante de Metodología de la Enseñanza de la AF y el Deporte

Hace algunos días, en una exposición que realizaron unos compañeros en clase sobre pilota valenciana el profesor comentó que actualmente en los centros educativos de nueva construcción se suelen construir trinquetes para la práctica de este deporte.

Esto me dejó un poco sorprendida. Según recuerdo, en mi colegio sí que había un trinquete, pero no me viene a la memoria que lo utilizáramos para jugar a pilota, simplemente para dar balonazos contra la pared. Es decir, estaba bastante en desuso. Es, por esto, por lo que me he planteado el sentido de la construcción de este tipo de instalaciones en las escuelas de nuestra comunidad.

Me he informado y efectivamente, según dice la orden del 2 de marzo del año 2000 (1), en los centros escolares de nueva creación la zona docente quedará constituida por el gimnasio, polideportivo cubierto compuesto por los módulos: sala polideportiva, frontón, trinquete y galotxa, implantándose de esta manera nuevos espacios para la práctica de la pilota valenciana, generalizándose al resto de centros de forma progresiva (DOGV nº 3703).

Esta orden también dice que el motivo de la construcción de estas instalaciones es “preservar el legado cultural que identifica al pueblo valenciano” puesto que el juego de la pilota valenciana se encuentra “enraizado” en la historia de la cultura de este pueblo. Por lo que, lo que se intenta es dar conocimiento, practicar y difundir este juego popular entre la comunidad escolar para no perder la tradición.

(Imagen de http://cpv-alzira.blogspot.com.es)

Hay algo que no me encaja. Nosotros somos los que estamos estudiando el grado en CAFE, justamente en la Comunidad Valenciana, donde una de las salidas laborales es la docencia en Educación Física, pero yo no he encontrado en ningún lugar de nuestro currículum un apartado donde se traten o estudien los juegos tradicionales incluyendo la pilota (2), únicamente algún profesor ha realizado una charla muy breve dedicada a ella. Por lo que me pongo en la situación de un profesor de Educación Física y no me siento formada para saber utilizar esta instalación y promover la pilota, cuando sí aparece tanto en el currículum de Educación Primaria como Secundaria en la materia de Educación Física (3).

Por otra parte, creo que para conservar estas tradiciones en las escuelas, no es imprescindible la construcción de una infraestructura especial; es posible practicar este juego en el patio del colegio o adaptándolo a las instalaciones que ya posea el centro, cosa que tendría más sentido, puesto que este juego se realizaba antiguamente en la calle. 

Tengo mis dudas, ¿no hay una intención ideología de carácter tradicionalista y regionalista en la decisión política de dotar a todos los centros con una instalación tan especifica cuando se evidencia que no hay un interés por cumplir toda la normativa en las instalaciones donde deben practicarse el resto de deportes que se imparten: fútbol, baloncesto, atletismo, vóley,…; ni siquiera en mantener en óptimas condiciones aquellas instalaciones ya existentes en un centro?

Finalmente, me cuestiono: ¿hay lagunas en nuestra formación universitaria o es innecesaria la construcción de estos trinquetes a través de los cuales se quiere transmitir una ideología tradicionalista

Referencias:
(1) Generalitat Valenciana (2000). ORDEN de 2 de marzo de 2.000, de la Conselleria de Cultura, Educación y Ciencia por la que se modifica el apartado primero de la orden del 15 de mayo de 1992 por la que se aprueba los programas de necesidades para la redacción de proyectos de construcción de centros de Educación Infantil, Infantil y Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Educación Secundaria Completa, de titularidad de la Generalitat Valenciana. DOGV nº 3.703.
(2) Generalitat Valenciana (2012). RESOLUCIÓN de 19 de octubre de 2012, de la Universitat de València, por la que se modifica el plan de estudios de Graduado o Graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. DOGV nº 6.912.
(3) Generalitat Valenciana (2007). DECRETO 111/2007, de 20 de julio, del Consell, por el que se establece el currículo de la Educación Primaria en la Comunitat Valenciana. DOGV nº 5562.

14 comentaris:

Uge Escalera Garcia ha dit...

En primer lugar quiero decir que me parce muy bueno el tema que has escogido para el blog, y la forma de enfocarlo.

Como bien has dicho, ahora es de obligatoria construcción un trinquete en cada centro escolar público nuevo para promover y preservar este juego popular además de incluirlo en el currículum académico. Pero, ¿por qué no se enseña a los futuros docente de educación física? Muy acertada la frase en la que criticas que sea un juego tradicional valenciano y que en la facultad de ciencias de la actividad física y el deporte de Valencia, la capital de la comunidad no exista un trinquete y mucho menos no se imparta ninguna asignatura dedicada al juego popular valenciano, exceptuando a algunos profesores que hablan por encima debido al poco tiempo que existe por el cambio de licenciatura al nefasto grado. La verdad es que parece una incongruencia sino lo es totalmente. Es obligado impartir clases en primaria y secundaria de pelota valenciana y en la carrera no las imparten. Que cosas ¿no?

Sólo con el título del post ya te contestas, para mí está claro, se trata de ideología más que de necesidad, porque cuando yo estudiaba en secundaria, ya me impartieron clases de pelota y no necesité en ningún momento la instalación del trinquete, el mismo gimnasio del colegio o el patio era suficiente, y se podía enseñar la unidad temática perfectamente. El gobierno de nuestra comunidad lo que debería haber hecho es potenciar este juego popular, ya casi deporte de otra manera, acertado fue incluirlo en el currículum, pero de ahí a construir obligatoriamente trinquetes en cada centro, me parece excesivo. Sobre todo porque no creo que se les pueda sacer mayor partido que el de las clases en los colegios. Mantener las tradiciones no me parece nada malo, porque para ser lo que somos, hace falta ser lo que éramos.

En valencia capital existe el tinquete de Pelayo, la catedral de la pelota, ¿saben dónde se encuentra? ¿Han estado alguna vez? Quizás ese sea el gran problema, que no sabemos mantener las tradiciones o no las sabemos impulsar…

Manuel Bermúdez ha dit...

La Comunidad Valenciana, como muchas otras, se preocupa por mantener su legado cultural e histórico. Es de esta preocupación de la cual surge la necesidad de impulsar actividades como las fallas (fomentadas en el colegio), la lengua valenciana (fomentada también en la escuela) o la pilota valenciana la cual también forma parte de ese legado histórico y cultural de nuestra Comunidad Autónoma. Son elementos que han configurado lo que actualmente es la sociedad valenciana y que sería positivo que se mantuviesen en el tiempo dado que constituyen una aportación positiva a la educación actual.

Por otra parte, ¿Se justifica la construcción de un trinquete por colegio con estos argumentos de preservar el legado cultural que identifica al pueblo valenciano? Como a mi compañero Uge Escalera, a mi también me impartieron clases de pelota y tampoco necesité de la instalación del trinquete en ningún momento, "el mismo gimnasio del colegio o el patio era suficiente, y se podía enseñar la unidad temática perfectamente". La realización de esta actividad en instalaciones adaptadas añadido a las excursiones o visitas realizadas a la instalación del trinquete de Pelayo fueron suficientes para que los alumnos nos familiarizáramos y conociésemos esta actividad identificativa de nuestra comunidad y nuestra cultura.

Por lo tanto, respondiendo a tu pregunta, no sé con certeza si esta medida responde a una intención ideológica o política, pero lo que está claro es que no se corresponde con la realidad educativa y económica de la sociedad actual.

Jaime Hidalgo ha dit...

Mi respuesta a la última pregunta que se platea en este post (¿hay lagunas en nuestra formación universitaria o es innecesaria la construcción de estos trinquetes a través de los cuales se quiere transmitir una ideología tradicionalista?), mi respuesta es "ni tanto, ni tan poco".

"Ni tanto", porque no es necesarias estas instalaciones para la práctica de este deporte. Al igual que mis compañeros, yo también recibí clases sobre la Pilota valenciana y sus variantes, y las dábamos mismamente en el patio del colegio. Las escuelas no son centros de alto rendimiento ni su objetivo es formar a futuros deportistas de élite, así que esta norma de construir un trinquete me parece excesiva, aunque la intención es muy buena. Quizá lo que se pretenda es que los niños en el tiempo de recreo, en vez de estar jugando a fútbol, estén jugando a Pilota, pero para conseguir esto no sirve simplemente con tener las instalaciones, hay que promocionarlo mucho, tanto en el recreo como en las clases de Educación Física, para que empiece a ganar popularidad. Recuerdo que en mi colegio llegó un profesor nuevo de EF, y mi clase justo acabábamos de pasar el curso en el que se imparte Pilota Valenciana, pero a los que tenían un año menos, éste nuevo profesor hizo que les gustase tanto este deporte, que en los recreos veías a cada alumno con un guante que se habían construido ellos mismos y jugando a Pilota por todo el patio. no sé cómo lo consiguió, y me arrepiento de que no me hubiese tocado con él, pero esa es la manera de hacer que la Pilota no caiga en el olvido.

"Ni tan poco", porque me parece un fallo grave que, si tantas ganas tienen de preservar este deporte popular de nuestra cultura, ya podrían incluirlo en el Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Ahora bien, creo que cuando ésta carrera era una licenciatura, sí que había una asignatura dedicada a juegos tradicionales valencianos. Sin embargo, parece ser que al introducir el Plan Bolonia, se ha eliminado ésta asignatura ya que el objetivo era que en todas las universidades en las que se impartiese esta carrera, las asignaturas fuesen las mismas o muy parecidas. De este modo me parece algo lógico que lo hayan retirado, pero no estoy de acuerdo con ello. En mi opinión, cada universidad debería tener una asignatura de "Juegos Tradicionales" donde se enseñase acerca de la cultura del lugar, lo que ayudaría a que si te vas a otras universidades a estudiar, aprendas juegos que quizá nunca hubieses conocido de otro modo. Y esto debería de hacerse con más razón cuando a los profesores de Eduación Física se les está pidiendo que impartan clases de Pilota Valenciana sin tener preparación, porque sólo se preocuparán de impartirla bien a los que de verdad les interese este deporte o esta cultura.

En definitiva, creo que a lo único que tendrían que obligar es a introducir la Pilota en el currículum de Educación Física de la Comunidad Valenciana (así como en el Grado de C.A.F.E.), y dejarse de obligar a construir infraestructuras que son costosas y que seguramente no se amortizarán.

jose luis planes tejada ha dit...

Al ver este post supe que lo tengo que contestar ya que soy jugador de pelota valenciana y además la autora me dijo que diera mi opinión.
Des de mi punto de vista y supongo que hablo también sobre muchos de mis compañeros de profesión, creo que la pelota valenciana está muy infravalorada, a pesar de ser un deporte autóctono de nuestra comunidad. Con ello quiero decir, que existe una controversia en dos aspectos: me parece bien que en cada instituto nuevo que se construya, que disponga de un trinquete o un mini trinquete para la práctica de este deporte; por otro lado al igual que dice la autora, para que tanto trinquete si en nuestro grado de CAFÉ no existe ninguna asignatura referida a este deporte, por tanto ¿cómo impartiremos el deporte de la pelota valenciana si en este grado carecemos de ésta formación? Tanto mis compañeros de grado y yo, el año pasado nos dimos cuenta gracias a una conferencia impartida por la federación de pelota valenciana que la pelota es muy importante y que era obligatoria tanto en primaria como en secundaria; mis compañeros saltaron porque si la pelota ya es poco conocida y carecen de formación. En mi caso, yo en este aspecto creo que no tendré problema alguno porque llevo toda la vida jugando a pelota, llevo una escuela de pelota y además quiero dedicar gran parte de mis estudios a este deporte todavía sin explotar.
¿Por qué los de la Universidad Católica tienen la pelota valenciana como asignatura y nosotros no? A mí me gustaría que la pusieran, porque casi todos mis compañeros tienen como asignaturas su deporte favorito, y claro destacan por encima de los demás y me gustaría tener el mismo privilegio.
Retomando el tema de este post, quiero añadir que a veces se construyen trinquetes simplemente por política y que actualmente están abandonados. Un ejemplo clave sería el trinquete del municipio de Xeresa, que por motivos políticos hicieron de todo menos un trinquete. Ningún jugador tanto amater como profesional quieren ir a jugar ahí porque las condiciones no son idóneas para practicar este deporte. A mi pesar quiero decir que las cosas o se hacen bien o no se hace. Hablando por la gente del pueblo, me dijeron lo que pasó y su opinión sobre esta infraestructura y las conclusiones fueron simplemente críticas; se hizo para que le diesen una subvención, por eso lo hicieron cómo lo hicieron, mal. ¿Gastar poco y ganar más? Con esta pregunta quiero decir, que porqué no se utilizó esa subvención para hacer un trinquete con unas condiciones óptimas y así poder continuar la tradición de la pelota que había antes en este pueblo. Creo que ahora costaría más de arreglar que si lo volvieran hacer todo desde un principio (si alguien quiere saber más, que me lo pregunte porque es mi proyecto de instalaciones), todo esto a mi pesar, por culpa de la política.
Un nuevo hecho ocurrido acerca del mundo de la pelota valenciana es el plan director; con este plan se supone y se da por hecho que quieren dignificar la figura del jugador profesional, pero ¿de qué modalidades? Tanto la federación como conselleria han dado casi todo el plan a los jugadores de la modalidad de escala y cuerda porque según ellos vende más y sale más por la televisión; como jugador profesional de raspall, hemos ido a protestar contra este plan ya que los sueldos que propone este son ridículos en comparación con los jugadores de raspall (y eso que ellos disponen de nóminas y nosotros no). Y no es sólo por los sueldos, porque al final nos dicen que jugamos por dinero y no es así, nosotros queremos igualdad. Creo que me he ido un poco del tema, pero me ha gustado revelar la verdad sobre este plan que se está vendiendo muy bien por televisión acerca de éste deporte.
Para terminar, me gustaría dar las gracias a la autora por dedicar parte de su tiempo a éste deporte y así no dejarlo de lado; también pienso que mi opinión es la de jugador de pelota, por eso defiendo este deporte porque he dedicado gran parte de mi vida.

Mario Elena Blanco ha dit...

A pesar de que la pelota sea parte de la cultura valenciana, es innegable que se trata de un deporte muy minoritario y no solo respecto al fútbol o el baloncesto, si no con muchos otros. La construcción de forma obligatoria y sistemática de trinquetes, aunque pueda parecer una buena medida para realzar la importancia de este deporte en la sociedad no es este el resultado si no la acumulación de espacios deportivos no utilizados que no están adaptados a deportes con más participación de gente y que si requieren de instalaciones adecuadas, por lo que no reporta en un beneficio para la población si no que se convierte en un gasto.
Desde mi punto de vista la cultura de la pelota no solo debe intentar mantenerse como una serie de construcciones, si no que debe inculcarse en las nuevas generaciones, su conservación y lo que representa. Si este punto se llevase a buen término y aumentase el número de practicantes de pelota, sí que sería un buen momento para aumentar del número de instalaciones deportivas adecuadas a él, pero mientras esto no se lleve a cabo carece de significado construir indiscriminadamente

Josep Llorca ha dit...

Jo tinc una altra pregunta per a tu Irene, no creus que hi ha intenció ideològica de rendiment alhora de elaborar les pistes de futbol o bàsquet per a la seua pràctica en els esplais o en les hores esportives? Per què no fomentar amb més consideració els esports minoritaris que poden produir valors que permetin el creixement com persones que interactuen de forma positiva dins del grup, i hi han sòls camps dels esport majoritaris en la majoria dels centres educatius? No dic que aquest esports majoritaris no aporten valors, el que em refereixo és que aquest esports, en l’elit, es converteixen en un tipus d’esport-espectacle i ocorren certes coses que no tenen res a veure en els valors que es deuen promocionar, són tot el contrari, observant imatges malintencionades i desfavorables. Els xiquets tenen als grans esportistes idolatrats i imiten qualsevol acció que ells realitzen, creeu que aquests esports deuen ser els únics que estiguen en els centres esportius?

La construcció de trinquets en cada escola també em pareix inadequat, per el tema econòmic, hi ha centres que no tenen al seu abast el poder aconseguir els diners necessaris per a la seua consecució i com bé ha comentat ú dels companys, en l’antiguitat aquest esport es jugava en qualsevol paret del poble o en qualsevol carrer, per tant, abans de construir un trinquet hi ha que tindre en compte diversos factors. Una variant de la construcció de trinquets en cada escola seria modificar l’espai del pati i/o gimnàs per a la semblança d’un trinquet, o en un poble o ciutat, construir un trinquet per a diverses escoles, partint-se la seua pràctica i donant un ús major de la instal•lació, ja que mantenir-la també és un poc costós. Així que, alhora de practicar els diferents estils en el trinquet , s’elaboraren tornejos entre escoles per a fomentar la seua pràctica, ja que crec que, a banda que sigui un esport tradicional de la nostra comunitat, és un esport que ens proporciona uns aspectes motrius bastants encertats.

Estic del tot d’acord en la teua forma de veure el futur de professor donant una sessió de raspall al trinquet de l’escola o del poble, com anem a ensenyar als alumnes la pràctica del raspall si nosaltres sabem el mateix que els alumnes? Com bé dius, al estar inscrit en el determinat decret que en el programa de l’assignatura d’educació física a l’escola s’ha de donar la pràctica de la pilota valenciana, però clar, si no ens la imparteixen a nosaltres, no ens sentim capaços ni formats (com comenta Irene) per a ensenyar als alumnes, per tant, hi hauria que ficar una assignatura en la que, en la meua opinió, s’aportaren tots els jocs tradicionals incloent la pilota valenciana, autòctona. No obstant això, sí que es veritat que nosaltres tenim a l’abast de la mà una gran diversitat de recursos per a l’aprenentatge d’aquest esport, articles, teoria de la seua pràctica, trinquets al voltant de la comunitat per veure la seua pràctica i grans pilotaris que estarien encantats en contestar qualsevol pregunta o dubte que nosaltres tinguérem.

Mario Gandía Serrano ha dit...

Como jugador de pilota valenciana, concretamente de la modalidad de raspall, me ha parecido muy interesante la temática que ha propuesto en su post nuestra compañera Irene, y me gustaría dar mi opinión al respecto sobre lo que menciona de las instalaciones y sobre como se encuentra la Pilota Valenciana hoy en día. Es muy triste que tengamos un deporte “nuestro”, ya que la pilota es el deporte autóctono valenciano y no se juega en otro sitio fuera de aquí, y que lo tengan tan abandonado y se interesen tan poco por él, sin llegar nunca a difundirse como se merece.

Me produce envidia sana ver como funcionan las cosas en el País Vasco con su deporte autóctono, la Pelota Vasca. Allí, su cultura es lo más importante, y tienen una gran pasión por lo que es de ellos, por lo tanto, allí la pelota vasca está altamente considerada llegando a situarse incluso a la altura del fútbol. Da gusto ver los frontones vascos llenos a rebosar con capacidad para 2000 o 3000 espectadores, y ver las partidas televisadas en la cadena Nitro, difundiéndola a todo el país, ya que ese canal es nacional. Todo esto, en la pilota valenciana sería impensable, y más cuando las partidas no se transmiten ni en Canal Nou, sino que se transmiten en Punt Dos (en diferido), y la diferencia no es otra que esa, el trabajo de difusión y desarrollo que han hecho los vascos por hacer crecer su deporte y el poco interés y la dejadez que tiene el gobierno valenciano para difundir y hacer crecer el nuestro. Allí los deportistas vascos pueden tener contratos llegando a los 300.000 euros anuales, por lo tanto, hay mucho interés en la población para jugar, ya que se puede vivir muy bien de ello. Mientras tanto, aquí en Valencia un jugador profesional, quitando los 2 o 3 mejores (estos no se acercan ni por asomo a los salarios de los vascos), no puede vivir de la pilota, y tiene que combinarla mediante otro trabajo, ¿Cómo va a crecer este deporte de esta manera?. Lo poco que tenemos los jugadores hoy en día nos lo hemos ganado nosotros a pulso a base de ser “cabezones” , de no perder nuestra afición por ello, de seguir trabajando y jugando, y pidiendo soluciones a la Conselleria, Generalitat, etc.

En cuanto a las instalaciones que comenta nuestra compañera Irene, queda mucho más bonito y es mucho más fácil, que en los centros educativos haya disponible un minitrinquet para que lo puedan ver todos (que como bien dice ella, casi nunca se usa), que preocuparse por los problemas más importantes de la pilota, como son su difusión, y en su difusión entra todo, que esta asignatura forme parte del programa de la asignatura de Educación Física en los centros escolares, sobretodo en los institutos, que sea una asignatura en nuestra carrera, ya que como valencianos todos deberíamos de conocer nuestro deporte y formarse para posteriormente enseñarlo, ya que me parece fatal que esta asignatura se encuentre en la Universidad Católica de Valencia y no se encuentre en la Universidad de Valencia, que es la pública. Y es que es de lógica que antes de ponerse a construir las instalaciones en los centros educativos, los profesores conozcan a fondo el deporte para poder impartir sus clases. Pero, ¿cómo van a usar los trinquets en los centros escolares si no tienen formación para hacerlo? Un problema bastante sencillo, pero parece no importarles mucho.

Mario Gandía Serrano ha dit...

Sigue el comentario anterior.

Otro principal problema de la Pilota Valenciana es, como he comentado antes, la figura del jugador profesional, ya que el salario es muy bajo y si un jugador sufre una lesión, se queda tirado en la cuneta, por decirlo de alguna forma, ya que no estamos en nómina, a excepción de algunos jugadores de escala y corda que están en nómina bajo la empresa Val Net. Para ello, como bien ha comentado mi compañero de profesión Jose Luis, la Consellería ha creado un plan denominado Plan Director de Pilota Valenciana, donde sus principales propuestas son: Darle mucha más importancia a la figura del jugador, estableciendo categorías de jugadores y salarios mínimos para los mismos, el desarrollo de instalaciones, expandir la práctica de la pilota valenciana, mejora y construcción de instalaciones y promocionar el deporte a nivel nacional e internacional. Este plan, a priori, es interesante, pero como bien dice mi amigo Jose Luis, hay algunas irregularidades en cuanto a la igualdad de las modalidades y algunas otras. Lo que propone este plan, la verdad es que es difícil de conseguir, pero tampoco imposible, pero en mi opinión hay que empezar arreglando los aspectos más sencillos y básicos que he comentado en el párrafo anterior, ya que actualmente la pilota está muy pobre académicamente hablando. Es difícil que un pilotari encuentre un preparador físico que tenga conocimientos acerca de este deporte, también es escaso el estudio para su metodología de enseñamiento, escasos estudios biomecánicos que optimizarían la técnica y el rendimiento, y muchos aspectos más. Si todo continua igual, los únicos que podríamos avanzar en estos aspectos somos los jugadores, como Jose Luis, yo, y muchos compañeros más, que estudiamos esta carrera, ya que somos los que más conocimiento tenemos acerca de este deporte.

En fin, después de esta crítica espero que algún día la pilota valenciana llegue a lo más alto que pueda, y que la figura del pilotari por fin pueda ser dignificada, ya que la pilota es un deporte durísimo y la gente apenas lo aprecia. Y todo esto sólo se puede conseguir trabajando juntos hacia el mismo camino, y con todos me refiero a los jugadores, trinqueters, medios de comunicación(prensa, televisión, radio...) y sobretodo, el gobierno político valenciano.

Por último, si alguien tiene algún interés sobre el Plan Director de Pilota , os dejo un enlace donde podéis ver sus propuestas detenidamente.

http://www.gov.gva.es/lrportal/web/orgconselleria-de-gobernacion/estatuto/-/asset_publisher/Gau1/content/id/94379

Ramon Morata i Alberola ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Ramon Morata i Alberola ha dit...

NORBERTO MORATA ALBEROLA

M’ha paregut molt interessant el post de la companya, i jo com a aficionat de la pilota, es una cosa que mai he acabat de comprendre, com podia ser que en la zona per on visc, de colp a repent hagen aflorat els trinquets d’eixa manera en els centres escolar, quant fins a eixe moment no coneixia ningun centre escolar amb mini trinquet.


Pensi que aquesta mesura de que quant es construirà un nou centre escolar, tenia que construir-se un mini trinquet amb ell ho va fer la generalitat per ideologia o interès polític, però al mateix temps en sorgeixen preguntes a la meva afirmació . ¿perquè ha de tindre interès polític siguin un esport tant minoritari com és?, crec que el govern autonòmic ha volgut demostrar mitjançant aquesta mesura que recolza el esport autòcton de la regió, però, ¿de veres d’aquesta manera o està fent?, açò ja ve de molt temps enrere, la pilota any rere any ha anat perdent adeptes, (una llàstima, perquè com be diuen els companys, es un esport autòcton de la nostra regió), però no li s’ha donat la importància que cal tindre, tampoc ha tingut el recolzament econòmic per part de les autoritats, i tants altres errors que s’han produït, tant per part de la federació de pilota com de la generalitat. Però centrant-me amb el post, pense que la política de construir mini trinquets en els centres escolars no ha sigut la adequada per a impulsar aquest esport, ja que ha suposat un gast econòmic important molt important i la pilota està igual o pitjor que estava abans, tinc la sensació de el govern autonòmic ha fet aquesta política de construir trinquets per a que veiérem que ells ja havien ficat de la seua part en el impuls d’aquest esport, però no és així, ja que fomentar aquest esport suposa molt més i suposa fomentar-lo d’altres maneres més oportunes com per exemple subvencionant escoles de pilota, o impulsant-la per els mitjans de comunicació principals de la comunitat, ajudant als pilotaris professionals, etc. Com diu Mario, es d’admirar que altres regions de l’estat espanyol fomenten d’una bona manera el seu esport autòcton i que els esportistes que els practiquen tinguin el reconeixement adequat com per exemple la pilota basca en el país basc, o per exemple la lluita canària a les illes canàries, que fins i tot, tenen sous que els permeten viure d’aquest esport. Jo tinc el privilegi de conèixer alguns esportistes “professionals” d’aquest esport, sobretot del raspall, i combinen les seues partides amb altres feines, ja que tant sols amb el que guanyen en els trinquets no poden viure, a més a sovint vaig a veure partides als trinquets, i a vegades em dona pena veure la poca afluència de espectadors que hi ha, i personalment, al igual que els meus companys els pilotaris que han comentat aquest post, m’agradaria veure les trinquets com estaven en altres èpoques, i gaudir del bon espectacle porta amb si aquest esport.

antoni soler navarro ha dit...

En primer lloc dir que el tema de la pilota valenciana em pareix molt bo i em m’encanta sempre que es trau, encara que siga per a criticar la construcció de noves instal•lacions per a les escoles.
No se si és per que soc d’un poble amb molta afició a aquest esport o perquè m’agrada l’esport en si. Però jo defenc la construcció de mini-trinquets a totes les escoles noves.
Jo recorde que nosaltres quan anàvem a primària si que teníem l’apartat de pilota valenciana i utilitzàvem aquesta instal•lació prou sovint, es veritat que no caben moltes persones, però en el nostre cas teníem un trinquet, una frontó i una galotxeta. Per això quan uns estaven jugant en el trinquet ¡, els altres estaven en el frontó i els altres en la galotxeta, així que sempre estàvem ocupats. I no sols els utilitzàvem quan tocava pilota valenciana en classe d’educadió física, sinó que recorde que en l’hora de l’esplai sempre hi havia algú allí jugant.
I aprofitant que s’ha tret el tema de la pilota valenciana. En aquesta carrera hem sentit algunes vegades que el currículum del professor o mestre d’educació física sempre està l’apartat de Pilota Valenciana. I si açò passa, no m’explique perquè en la Facultat de Ciències de l’Activitat Física i l’Esport de la Universitat de València, no hi ha una assignatura de l’esport autòcton per excel•lència del País Valencià.

Jose Botella ha dit...

En primer lugar me parece consecuente que si se quiere potenciar, fomentar, mejorar algún deporte se invierta en las infraestructuras necesarias para que la actividad pueda ser llevada a cabo en óptimas condiciones.
Del mismo modo que veo con buenos ojos que la gran mayoría de los campos municipales de fútbol sean ahora de hierba sintética ya que lo considero un avance para la práctica de este deporte, no encuentro inconveniente alguno en que se construyan trinquetes para la práctica de la pilota valenciana.
Creo que conservar la tradición cultural de un pueblo es imprescindible y es un arma necesaria para combatir la globalización a la que estamos siendo sometidos. Uno nunca debe olvidar cuales son sus raíces ya que estas son el legado que le han dejado a uno sus predecesores y son las señas de identidad que te diferencian de los demás.
Imagino que la autora de este post no es o no debe sentirse valenciana, o por el contrario no le da importancia al deporte autóctono de su tierra. Yo soy de un pueblo de l´horta nord, no practico la pilota valenciana pero se de la importancia que tiene para mucha gente, sobretodo para nuestros mayores que siempre que se da la ocasión abarrotan los trinquetes de la zona.
Por tanto todo lo que sirva para fomentar la cultura propia de un pueblo me parece positivo y no entiendo las preguntas retóricas que dan a entender que el tradicionalismo entendido como la conservación de la cultura de un pueblo sea algo peyorativo.

Fernando Amorós Cantos ha dit...

En primer lugar decir que no veo un carácter político en la decisión de la construcción de trinquetes en los centros escolares de nueva creación, sino más bien una necesidad de salvar una tradición que se está perdiendo como es el caso de la pelota valenciana. En mi opinión el fomento de estos deportes tradicionales es algo bueno puesto que el mantenimiento del legado cultural e histórico es esencial en todas las culturas.

A partir de esto ya se puede entrar a debatir si es proporcional el tener que construir un trinquete en todos los centros de nueva creación de la Comunidad Valenciana, puesto que es un gasto considerable y que probablemente sea innecesario puesto como ya se ha mencionado, no es necesario un trinquete para impartir una docencia de pelota valenciana. Quizá el dinero empleado en la construcción de dicha infraestructura sería más conveniente emplearlo en otras acciones de fomento de este deporte, como por ejemplo dar más becas a los jugadores de pelota para que puedan tener una mejor preparación, u otro tipo de acciones como el realizar competiciones escolares o difundir la práctica de este deportes por la cadena de televisión autonómica televisando los campeonatos. Todo esto permitiría una mayor difusión de la pelota en la sociedad valenciana como ocurre en el País Vasco con su juego de pelota como ya habéis mencionado en algún comentario, aunque posiblemente nunca se llegue a tener el arraigo que se tiene allí puesto que el aspecto histórico y cultural está mucho más cuidado.

Por último decir que tiene poco sentido el querer crear infraestructuras para la práctica de la pelota valenciana y el obligar a impartir su docencia en primaria y secundaria si en los centros universitarios (como la UV) no se imparte esta materia, porque por ejemplo en mi caso yo no sé ni siquiera las reglas de este deporte porque nunca he tenido la oportunidad de jugar o practicarlo y si algún día tuviera que impartir su docencia no sabría cómo hacerlo, por ello el incluir este deporte en el plan de estudios de grado sería otra opción a tener en cuenta si se quiere preservar este legado deportivo-cultural.

Vicent Grau Romero ha dit...

Aquest post em pareix interessant ja que he practicat pilota a nivell extraescolar i m’he aficionat a aquest esport, en canvi jo dins de la meua vida escolar no he tingut en cap moment classes de pilota valenciana, només puc dir que férem un dia o dos i dona les gràcies per haver practicat, jo de menut com he dit abans he jugat a pilota valenciana al trinquet i també perque tinc un familiar que es pilotari i em va animar a jugar a pilota, a la meua escola no hi havia trinquet ni galotxa ni frontó, al meu poble bàsicament es jugava quasi sempre a futbol o basquet també altres esports com vòlei, i altres coses per desenvolupar la motricitat dels xiquets. Tinc 2 germans que son més menuts que jo, i em demanaven els materials per jugar a pilota valenciana, aleshores vaig estranyar de que impartien més classes a l’escola del que jo havia fet durant tota l’etapa escolar, pel que veig es que posaren aquesta llei com diu Irene de que deurien de impartir classes de pilota, frontó i galotxa, jo li vaig preguntar a un dels meus germans que on feien les classes de pilota, i em va contestar que al pati de l’escola i que hi jugaven en la paret del col•legi.
Sí es estrany, però al meu poble no construeixen minitrinquets ni un minifrontó per jugar a aquest tipus de coses, sinó bàsicament al pati de l’escola també es pot jugar ja que es llis la terra del pati. Tal volta deurien de construir aquest tipus de instal•lacions per poder impartir classes de forma honesta.
De la pilota valenciana dins de la universitat s’ha parlat poc en la classe de “Joc educatiu” va vindre un professor de pilota a fer una xerrada sobre aquest esport, i va impartir un parell de classes pràctiques per ensenyar, però per a mi no es suficient dos classes per demostrar aquest joc tradicional a la comunitat valenciana, jo diria que faltaria que posaren una classe de pilota valenciana per a donar a rebre els conceptes, continguts, tipus i etc, no puc acceptar que la pilota valenciana siga un joc tradicional a la comunitat valenciana i no haver-ne una assignatura que es parla de ella, d’aquesta forma no estem coneguent-la com a un joc tradicional i estem perdent els seus principis. Ja que un joc tradicional es basa en passar d’un gènere vell a un gènere més jove per tal de seguir les seues regles i sabers.