dissabte, 5 de gener de 2013

Los valores del ejercicio y el deporte

Por Jorge de Libano Sidro,
estudiante de Metodologia de la Enseñanza de la AF y el Deporte

¿Qué beneficios tiene la práctica deportiva? Según Heinneman (2002), tales excelencias "no son más que juicios de valores subjetivos que las personas atribuimos para definir algunos de los efectos que estos provocan". El CIS ha realizado cuantiosas encuestas muy fiables para responder a la finalidad que tienen las personas cuando realizan ejercicio y el resultado de las respuestas es: Salud, disfrute, modelar el cuerpo; bienestar, sentir y conocer el cuerpo, satisfacción, distracción; vida social; belleza, confianza en sí mismo; prestigio, etc. Pero... en el fondo, no nos hemos parado a pensar que puede que estas respuestas no revelen si son los efectos obtenidos de la práctica deportiva o son más bien los efectos deseados que les gustaría obtener.  Además de que no sabemos hasta que punto los poderes fácticos y los medios influyen en ciertas respuestas que se nos han dado como las "buenas". Y es que como nos dice Nuria Puig (2000) "El deporte ha dejado de ser un sistema autónomo y se ha convertido en un sistema abierto con escasa identidad propia y estrechamente conectado a otros sistemas tales como el económico, el educativo, el politico,...

Se habla mucho de los beneficios del deporte, pero ¿y de lo negativo? Paralelamente a esto deberíamos de conocer todos los beneficios que desencadena la práctica de deporte, pero también sus consecuencias más negativas. Como muestra un botón: ¿Nos hemos parado a pensar en las consecuencias negativas que provoca? El destrozo natural que supone la práctica de ciertos deportes, o la basura que se genera por el paso de personas que realizan deporte, o la subida del precio del valor del suelo de un entorno en el que se construye un polideportivo moderno,...Con todo podemos afirmar que ciertos deportes, tienen pues un coste económico y también de sostenibilidad en el medio. Pero claro, cuando hay un coste puede haber un beneficio, y ¿quién obtiene beneficio? Pues como muy bien nos dice una publicación de la revista asturiana de economía "El deporte ha ido adquiriendo un creciente protagonismo en el desarrollo de la economía de mercado de las sociedades modernas, como consecuencia de los productos accesorios que suministra, los capitales que mueven sus departamentos, las inversiones que reclaman sus instalaciones, los recursos de marketing y publicidad a los que dan lugar sus espectáculos y concentraciones de masas, la intensa presencia en la vida cotidiana de todos los ciudadanos a través de los medios de comunicación o los movimientos de apuestas y todo tipo de juegos de azar que alimenta, etc".

Las empresas privadas, clubs, asociaciones, instituciones, etc que aprovechan el deporte como herramienta de generar beneficios o para obtener influencias. Se realizan infinidad de campañas en pro del ejercicio que parten de empresas como reclamo para la captación de clientes y de este modo engordar sus arcas. Se puede dar el hecho de que el gobierno potencie y subvencione a deportistas de élite para que puedan obtener éxitos y así ensalzar el espíritu nacional de orgullo por la patria o puede que únicamente lo haga por motivos altruistas. Pero la práctica deportiva también tiene un coste biológico, está demostrado que la práctica deportiva aumenta exponencialmente el riesgo de sufrir lesiones, y hay estudios que revelan que una dieta saludable influye en mayor medida en la salud que realizando ejercicio.

Llegados a este punto, y en base al objetivo de las entidades que toman la iniciativa en la dirección de actividades deportivas, podemos encontrar que también habrán diferentes modelos metodológicos de enseñanza. Y lo más preocupante es que estos modelos metodológicos de enseñanza puede que no tengan en su objetivo a la persona y sí al cliente que invierte un dinero.

En ocasiones hemos visto como las malas praxis de algunos pseudo profesionales han puesto en riesgo en mayor o menor medida al alumno, o practicante. En cuantas ocasiones hemos oído eso de: "Tú tranquilo que en dos semanas yo te hago perder todo lo que te sobra" Y luego viene la cruda realidad, se da una paliza de aupa para además no obtener los resultados esperados, lo que provoca frustración y posiblemente el cese de cualquier actividad deportiva. Y eso en el mejor de los casos porque hay veces en las que se produce en en usuario una lesión que aún le interrumpe más su avance.

Por este motivo veo importante antes de que acabemos la carrera, que seamos capaces de la manera más imparcial, objetiva y autónoma ver los pros y contras del deporte y ser capaces de preparar nuestras clases en función del alumno, el objetivo y lo más importante basado en un código deontológico en el que únicamente primen los beneficios del mismo y no los valores que nos asignan.

Me gustaría pues acabar con las la palabras de Arnold, en las que propugnaba los principios de responsabilidad, utilidad, justicia y autonomía para la impartición de tareas y que creo que deben de ser una máxima a seguir en nuestras clases teniendo en cuenta el objetivo y el alumno.

Referencias:
• Gutiérrez M. (2004) El valor del deporte en la educación integral del ser humano. Revista de educación 335, 105-126.
• Puig, N. y Heineman, K.(1991) El deporte en la perspectiva del año 2000. Papers, 38, 123-141.
• Heinemann K.(2001) Los valores del deporte, una perspectiva sociológica, Apunts, 64, 17-25.
• Pedrosa, R. y Salvador, J.A. (2003) El impacto del deporte en la economía. Revista Asturiana de economía, 26, 61-84

10 comentaris:

Batxero ha dit...

Davant la crisi actual de valors, l'educació esportiva constitueix un excel•lent camp d'acció per al desenvolupament de valors personals i socials en la població, sobretot en nens i joves. Davant la tremenda influència d'un sector important dels mitjans de comunicació - sense cap compromís ètic-, sorgeix la necessitat d'una didàctica esportiva, que superi la simple pràctica, i que utilitzant diferents estratègies aconsegueixi transmetre i afavorir el desenvolupament de valors a través d'aquestes pràctiques.
Els professors d'educació física i els entrenadors hauran d'atendre, a més del desenvolupament de la tècnica, la tàctica o la condició física, aspectes ètics, cívics, afectius o actitudinals.
Els valors estan canviant tant en la societat com en l'esport. Vivim en una societat que pateix una enorme crisi: crisi ètica, crisi política, crisi econòmica, crisi social, en definitiva una crisi generalitzada de valors.
També, cal dir que molts professors i entrenadors, a l'aula o al camp esportiu, es pregunten si val la pena instruir sobre diferents valors quan altres sectors de la societat, fora d'aquests àmbits, a través d'una “mass media” poderosa prediquen altres significats, altres models, una altra ètica social. Gutierrez Sanmartín M. en el seu article d'Apunts, contesta: "Pero es precisamente ahora, ante esta generalizada crisis de valores, cuando los educadores, ya sean profesores, entrenadores deportivo o cualquier especialista encargado de la formación de niños y jóvenes, tienen la posibilidad de hacer valer en mayor grado su verdad, aunque ésta resulte más costosa de transmitir”. Es a dir, que els professors i entrenadors han de ser conscients de que el seu paper dins d'aquest desenvolupament es determinant, així com ho són les seves postures de cara a els alumnes i esportistes, desenvolupant els valors autèntics de l'esport, han de ser conscients de que l’esport per si soles no educa.
Per a concloure, la transmissió de valors mitjançant la pràctica esportiva, el desenvolupament de valors personals i socials s'ha de fer mitjançant un plantejament que consideri les característiques i circumstàncies dels alumnes i esportistes, les del context, i les dels agents implicats en el mateix, de manera que es generin unes directrius necessàries que fomentin aquest gran potencial que atresora la pràctica esportiva.

jordi__huerta ha dit...

JORDI HUERTA BELLVER

El deporte y los valores es un tema muy repetido por la diversidad de opiniones. ¿El deporte es un buen medio como transmisor de valores?, ¿Pero valores buenos o malos?, ¿Cuáles son estos valores?.

En primer lugar, el deporte ha sido considerado tradicionalmente un medio apropiado para conseguir valores de desarrollo personal y social; afán de superación, integración, respeto a la persona, tolerancia, acatación de reglas, perseverancia, trabajo en equipo, superación de los límites, autodisciplina, responsabilidad, cooperación, honestidad, lealtad, etc. son cualidades deseables por todos y que se pueden conseguir a través del deporte y de la orientación que los profesores, entrenadores y familia le den, siempre con el apoyo de todos los agentes implicados en él, de forma que estos valores se desarrollen y perduren en la persona y le ayuden a un completo desarrollo físico, intelectual y social y por añadidura a una mejor integración en la sociedad en que vivimos (RUIZ, G., 2004).

Pero existe diversidad de opiniones ya que otros dicen que el deporte es un continuo discriminatorio, sobre todo el deporte de alta competición, ya que en cualquier deporte, no todos llegan a ganar dinero compitiendo, sino que solo llegan los mejores. ¿Pero podríamos decir que esto le sirve a la gente para aprender lo que es la vida? Posiblemente, ya que luego a la hora de conseguir trabajo ocurre lo mismo, tú debes de formarte lo mejor posible con el fin de obtener un trabajo y así no ser excluido de la sociedad. Ya que en la mayoría de trabajos, los empresarios contratan a los mejores cualificados y discriminan a los menos preparados.

¿Y lo que ocurre habitualmente en los colegios? Hablamos de las discriminaciones que sufren una serie de niños los cuales poseen menos cualidades o habilidades que los demás y son apartados por los mejores. Y el tema del aspecto físico y el culto al cuerpo, no es un tema que haya ocurrido solo en la actualidad, si no que esta sociedad desde hace muchos años se han puesto una serie de prejuicios sobre el aspecto físico de las personas, ya que una persona o niño con sobrepeso es insultado y discriminado desde la época del colegio. Entonces, es normal que se creen una serie de traumas a la gente con peor apariencia; ya que hoy en día, los niños no se meten con los niños que sacan malas notas (lo ven algo común y normal), si no que la mayoría de insultos va para la gente que no es bueno en el deporte.

Los valores en el deporte en concreto es un tema que se trata continuamente, ya que muchos dicen que cuales son los valores que pueden aportar deportes como el boxeo, donde se el objetivo principal es tratar de infringir daño al rival y así poder ganarle.

Por otro lado, es importante destacar que el deporte es capaz de unir a todo un país con un fin común y hacia un mismo objetivo.
Como tenemos el ejemplo del futbol y la selección española, donde estos jugadores fueron capaz de apartar los problemas personales de cada persona en España y donde toda la población se unió y buscaba un fin común y una felicidad comunitaria. Y este suceso no había ocurrido casi nunca, conseguir unir a todo el país y sin problemas ni enfrentamientos, todos trataban de apoyar a la selección para que consiguiera ganar la copa.

Es por ello que el deporte o la actividad física es capaz tanto de aportar a los niños/practicantes una serie de valores tanto buenos como perjudiciales, y lo importante es saber cómo transmitirlos, tratando de evitar caer en el error de sobrepasar un valor útil con uno no deseado. Es aquí donde entra el papel fundamental que tienen los profesores y los entrenadores, a parte de los padres obviamente, donde deber de ir con cuidado a la hora de enseñar y de hablar de temas con diversas opiniones.

...

jordi__huerta ha dit...

JORDI HUERTA BELLVER

(..)

En mi opinión, el dicho de que “lo que no te mata te hace más fuerte”, referido a las experiencias individuales de las personas, creo que una persona ha de experimentar y vivir, no puede tener una enseñanza guiada completamente por alguien, ya que si no, luego cuando tenga que buscarse la vida él solo, no sabrá, no sabrá escoger, ni elegir ni que hacer; es por ello, que la enseñanza ha de ser divergente, que cada uno aprenda por sí mismo. A pesar de que parezca algo complicado o impensable, pienso que sería mucho más útil para la formación de cualquier persona.

En conclusión, tanto profesores como entrenadores de cualquier equipo tenemos que tratar de conseguir una formación en valores con la finalidad del desarrollo integral de la persona. Es decir, conseguir aportar a nuestros alumnos una serie de valores y que ellos mismo se den cuenta y elijan los valores los cuales puedan serle más útiles y apropiados; es así como lograremos una formación con una serie de valores.

Web grafía:

www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v10/pdf/area_tematica_06/ponencias/0173-F.pdf

www.revistaeducacion.mec.es/re335/re335_03.pdf

Pedro Gundín Fernández ha dit...

El ejercicio y el deporte poseen inherentes a ellos multitud de valores, aunque también tienen aspectos negativos, todo depende de cómo se trate el ejercicio y el deporte.

Los valores pueden, según Gutiérrez (1995), dividirse en valores sociales y en valores personales. Dentro de los valores sociales destaca el respeto, la cooperación, la relación social, la amistad, la competitividad, el trabajo en equipo, la participación de todos, la expresión de sentimientos, la convivencia, la lucha por la igualdad, la responsabilidad social, la justicia, la preocupación por los demás y el compañerismo. Por el contrario clasifica como valores personales la habilidad (física y mental), la creatividad, la diversión, el reto personal, la autodisciplina, el autoconocimiento, el mantenimiento o mejora de la salud, la autoexpresión, el logo (éxito-triunfo), la autorrealización, las recompensas, el reconocimiento, la aventura y el riesgo, la imparcialidad, la deportividad y juego limpio, el espíritu de sacrificio, la participación lúdica, la perseverancia, la humildad, el autodominio y la obediencia.

Pero aunque, como hemos podido ver, los valores que pueden desarrollarse con el ejercicio y el deporte son muy abundantes, esto no quiere decir que se den todos ellos en la práctica de cualquier ejercicio o deporte, sino que depende de la forma en que se traten estos ejercicios y deportes. Como bien comenta Rivera (2010), “debemos tener muy presente que la simple participación en las prácticas físico-deportivas no genera automáticamente los valores deseables para la convivencia humana y para la buena marcha de la práctica deportiva”.

No hay que olvidar tampoco los aspectos negativos que se pueden desarrollar con el deporte, como pueden ser, a modo de ejemplo, la violencia, el desarrollo del egocentrismo, el creerse superiores a los demás o el hacer trampas. Por este motivo, como bien explica Rivera (2010), para educar en valores, el deporte debe plantearse de forma que permita fomentar el autoconocimiento y mejorar el autoconcepto, potenciar el diálogo como la mejor manera de solucionar los conflictos, la participación de todos y todas en el funcionamiento del grupo, potenciar la autonomía personal de los individuos implicados en los diferentes niveles de intervención, aprovechar el fracaso como elemento educativo, el respeto y la aceptación de las diferencias individuales, potenciar la actividad deportiva como un escenario de aprendizaje de conductas y hábitos coherentes con los planteamientos aceptados por el grupo, y aprovechar las situaciones de juego para trabajar las habilidades sociales encaminadas a favorecer la convivencia entre los miembros del grupo y otras personas y colectivos implicados.

Web grafía:
www.efdeportes.com/efd141/los-valores-del-deporte.htm

Juan Luis Navarro ha dit...

¿Qué Beneficios tiene la práctica deportiva?
Primero de todo al ver esta pregunta y la siguiente respuesta de Heinneman (2002), no estoy de acuerdo con su opinión cuando afirma que esos beneficios son juicios de valor subjetivo, pienso que está realmente demostrado objetivamente que la práctica deportiva o la actividad física en sí conlleva muchos beneficios para la salud y mejora la calidad de vida de las personas, siempre que el profesional responsable de dirigir nuestras tareas tenga claros los principios de responsabilidad, utilidad, justicia y autonomía como dice Arnold y nombra nuestro compañero al final del post. Pienso que esos cuatro principios son los pilares de que la practica del deporte o actividad física sea sana y sin riego de peligrar la salud de los deportistas.
He encontrado un articulo de Jurgens, I(2006) en el cual se realiza un estudio en el cual el objetivo era fue determinar si existen diferencias significativas en la calidad de vida de los individuos que practican deporte en comparación con los sedentarios. Se observaron que los primeros obtuvieron puntajes más altos en los dominios Relaciones Sociales y Medio Ambiente. También llega a conclusiones como:
“En función de los resultados obtenidos puede aceptarse que el deporte es un elemento importante de socialización. La práctica deportiva sirve como herramienta de formación, porque ayuda a construir valores como la competencia, el trabajo en equipo y el saber ganar. El ámbito deportivo propone una formación y perfeccionamiento de la conducta social del sujeto que lo practica. En éste desarrolla valores como el compromiso por su actuación, la identidad de grupo, la autodisciplina, la crítica, la autocrítica y el colectivismo (Mozo Cañete, 2003).”

Tambien el Dr. Benno Becker Jr. En su lectura “El efecto del ejercicio y del deporte en el area emocional” nos cuenta que el ejercicio y el deporte promueven una reducción significativa de la ansiedad-estado y sus medidas fisiológicas correlacionadas. De acuerdo con el meta-análisis de Petruzzello (1991), examinando la ansiedad-estado, la ansiedad-rasgo y los correlatos fisiológicos de la ansiedad, no importa COMO la ansiedad sea considerada, no hay duda que el ejercicio está asociado con una reducción de esas tres medidas, de acuerdo con la edad, sexo y modelo de salud mental. Una sesión de ejercicios aeróbicos, por ejemplo, es suficiente para reducir la ansiedad de individuos ansiosos (Folkins & Sime, 1981; Mihevic, 1982; Morgan, 1985). Para producir un efecto tranquilizante el ejercicio debe ser rítmico, como la caminata, la carrera, saltar sobre obstáculos, o andar en bicicleta, manteniendo una duración de 5 a 30 minutos, en una intensidad del 30 al 60% de la intensidad máxima permitida para el sujeto (DeVries, 1981).

Con esto no quiero decir que el deporte sea la panacea para todo, claro que hay riesgos de lesión, incluso de muerte en deportes mas extremos. En el apartado psicológico ocasiones el deporte puede crear obsesión, adicción o dependencia del ejercicio. Existen patologías y enfermedades que impiden la práctica de ejercicio físico como la Insuficiencia renal, hepática, pulmonar, suprarrenal y cardíaca, o enfermedades metabólicas no controladas (diabetes, hipertensión, anorexia) entre otras. Para ello el profesional del ejercicio El profesional de Educación Física debe conocer estas patologías que suponen contraindicaciones relativas, así como especialmente qué actividades puede realizar el niño o adolescente o la persona que tenga a su mando y cuáles pueden ser perjudiciales.

Referencias bibliográficas:

- Jürgens, I. (2006) Práctica deportiva y percepción de calidad de vida. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 6 (22) pp. 62-74
- Lecturas: Educación Física y Deportes “EL EFECTO DEL EJERCICIO Y EL DEPORTE EN EL AREA EMOCIONAL” Dr. Benno Becker Jr. (Brasil.

Juan Luis Navarro

fernando ha dit...

Me parece un post muy acertado, donde nombra ciertos temas ligados al deporte en la sociedad actual. En primer lugar antes diferenciábamos entre deporte competición y deporte salud, el deporte competición genera unas connotaciones negativas como son las fuertes inversiones económicas, dopaje, ideología de rendimiento,... Pero ahora el deporte como salud en el que al final de este post yo lo relaciono con los gimnasios donde en muchas ocasiones son dirigidos por gente que ha realizado culturismo y que tienen una ideología más de culto al cuerpo que de salud y bienestar físico.

En mi pueblo hay cuatro gimnasios y tres de ellos siguen un patrón de culto al cuerpo, es decir son dirigidos por antiguos culturistas, esto implica que ir al gimnasio que debería ser una gimnasia de mantenimiento, de salud, de compensar cargas, de evitar lesiones, de llevar una dieta correcta para la salud del individuo,... pues estas cosas no se dan, se fomenta una mejora en un plazo corto de trabajo, una fuerte descompensación a nivel muscular, un trabajo inadecuado de cargas que deriva en dolores de espalda y fuertes sobrecargas.

Y yo me pregunto varias cosas. ¿En estas situaciones el deporte es salud?, ¿Como hemos llegado a comercializar con la actividad física a estos niveles?, ¿La estética esta tan arraigada en el deporte actual?. En definitiva, son preguntas que me vienen a la mente y que espero que nos haga reflexionar a la hora de observar como se está desarrollando ciertos ámbitos que envuelven el deporte, hay otros que afortunadamente generan valores muy positivos y me motivan a continuar estudiando y mejorando.

Fernando Martínez Olivares.

Mario Fernández ha dit...

Me ha llamado la atención este post porque pensaba que iba a tratar sobre los beneficios que aporta el deporte, pero no a sido así. Pensaba que iba ser un post que “vendiera nuestra profesión” pero no, casi parece como si fuera todo lo contrario y nos tiráramos piedras sobre nuestro propio tejado. Tampoco digo que no seamos realistas y nos neguemos a ver los aspectos negativos del deporte, pero me ha llamado la atención que no se nombre ni un solo aspecto positivo cuando uno de los artículos que se ha utilizado como referencia habla de ellos.Gutiérrez Sanmartín, 2004 nombra tanto algunos de los valores que aporta el deporte (lealtad, cooperación, valor, fuerza de voluntad…) como algunos efectos positivos del mismo (integrador de colectivos inmigrantes, ayuda en la prevención y tratamiento para la drogodependencia, socializador de personas mayores, activación de diversas funciones en las personas con discapacidad…).

Sin embargo, solo se han nombrado los aspectos negativos y me ha llamado la atención cuando dice que “la práctica deportiva aumenta exponencialmente el riesgo de sufrir lesiones”, y que una dieta saludable influye en mayor medida que el deporte. Personalmente, pienso que esto es como decir, exagerándolo un poco, que haciendo una vida normal (yendo a trabajar, a la escuela, quedando con los amigos…) aumenta exponencialmente el riesgo de morirnos, y que haciéndolo todo sin salir de casa podemos obtener los mismos beneficios para la salud o más que de la otra forma, porque minimizamos los riesgos.

Puede que esa afirmación sea cierta, pero, ¿y la cantidad de beneficios que aporta el deporte que no podemos compensar con una dieta saludable? Con una dieta saludable no creo que podamos hacer nada contra el estrés o la depresión, sin embargo como demostraron Cenarruzabeitia & cols., 2003 el ejercicio físico sí que tiene efectos positivos sobre trastornos depresivos o el estrés. Además de que solo una dieta saludable sin deporte termina en el sedentarismo, que por mucho que nos cuidemos tiene sus consecuencias y estas consecuencias se previenen con deporte. Así que, desde mi punto de vista vale la pena arriesgarse a sufrir alguna lesión a cambio de la multitud de ventajas que comporta la práctica deportiva.

Para finalizar, como he dicho anteriormente, no hay que negar la realidad y es que el deporte en si tiene muchos aspectos negativos también, pero esa es la realidad todo tiene su parte positiva y su parte negativa. El problema del mundo del deporte, como el de muchos otros ámbitos, es que se mueve mucho dinero, y cuando hay tanta cantidad de billetes en medio no importa nada más.

Referencias bibliográficas:

Cenarruzabeitia, J. J., Martínez, J. A., & Martínez-González, M. A. (2003). Beneficios de la actividad física y riesgos del sedentarismo. Med Clin (Barc), 121(17), 665–72.
Gutiérrez Sanmartín, M. (2004). El valor del deporte en la educación integral del ser humano. Revista de Educación, (335), 105–126.

Adrián Pastor Barceló ha dit...

En primer lugar, felicitarte Jorge por tu comentario, has elegido un buen tema para tu post.
Voy a centrarme en dos cuestiones que has tratado en tu post, el orgullo por la patria y el patrocinio.
El orgullo por nuestro país creo que ha sido restablecido o aumentado gracias a nuestra selección de fútbol. Suena muy simple pero es así, los españoles nos unimos gracias a esos 11 jugadores que había en el campo haciéndonos sentir que éramos mejores que todos los demás países, y lo teníamos que demostrar colgando de balcones banderas y pintando nuestras caras con nuestros colores, el rojo y amarillo. Nuestro sistema financiero y nuestros políticos son un desastre, pero eso da igual, nuestro de equipo de fútbol es el mejor del mundo y de Europa ¿Para que necesitamos nada más?
No se si habréis notado el sarcasmo pero era mi intención, este patriotismo surgido por parte de los aficionados ha servido a los políticos para que no se centre la atención en la verdadera realidad, la profunda crisis que sufre nuestro país, pero que vamos a hacer somos españoles y somos muy simples. También sirve el deporte para esto, para aparentar que las cosas van bien, mostrando las victorias de nuestros deportistas y escondiendo la derrota de nuestra sociedad.

En cuanto al patrocinio, queda ya muy lejos en el que el deporte era salud, ahora es un negocio alcance de muy pocos. Jeques y multimillonarios están haciéndose con clubes como el Manchester City, el PSG y el Málaga. El patrocinio de los clubes grandes se ha convertido en la forma más cara de publicitar una empresa, bwin paga al Real Madrid 30 millones de euros por poner su nombre en la camiseta, Qatar fundation paga 150 millones de euros por poner durante 5 años el nombre en la camiseta del Barcelona y el primer anuncio de la superbowl cuesta 3 millones de dólares. Son inversiones astronómicas que poco tienen que ver con los valores del deporte que comenta Jorge en el post, esto ya no lo podemos llamar deporte, ya que ha pasado a ser un espectáculo, pero en el que todos los clubes no tienen la misma realidad, los clubes modestos no tienen estos ingresos tan grandes.

Francisco Sánchez Folgado ha dit...

En primer lugar, me voy a centrar en la parte principal del post, los beneficios que aportan la práctica deportiva. Según la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud), la salud se puede definir como "el estado de completo bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de enfermedades". Uno de los motivos por lo que la gente práctica actividad física es para buscar su propio bienestar, que para unas personas será no tener enfermedades, y para otra tener un cuerpo bonito.

Lógicamente, como bien has dicho en el post, hay cantidad de estudios que demuestran los beneficios de la práctica deportiva y pocos sobre los contras de la práctica deportiva, me parece interesante explicar ciertos beneficios como son:

- Disminuye el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en general y en especial de mortalidad por cardiopatía isquémica
- Previene y/o retrasa el desarrollo de hipertensión arterial, y disminuye los valores de tensión arterial en hipertensos.
- Mejora el perfil de los lípidos en sangre (reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL).
- Mejora la digestión y la regularidad del ritmo intestinal.
- Incrementa la utilización de la grasa corporal y mejora el control del peso.
- Ayuda a mantener y mejorar la fuerza y la resistencia muscular, incrementando la capacidad funcional para realizar otras actividades físicas de la vida diaria.
- Ayuda a mantener la estructura y función de las articulaciones.
- Ayuda a conciliar y mejorar la calidad del sueño.
- Ayuda a liberar tensiones y mejora el manejo del estrés.
- Ayuda a combatir y mejorar los síntomas de la ansiedad y la depresión, y aumenta el entusiasmo y el optimismo.
- Es esencial para el desarrollo normal del hueso durante la infancia y para alcanzar y mantener el pico de masa ósea en adultos jóvenes.


Todos estos beneficios son importantísimos para la vida de las personas, por ejemplo una de las principales causas de mortalidad en el mundo occidental es por enfermedades cardiovasculares, a través de la práctica deportiva vemos como se puede prevenir este tipo de enfermedades.

Mientras que por “contras” de la práctica deportiva se me ocurren pocos, pero se pueden comentar algunos como por ejemplo, cualquier cosa que se hace en exceso es mala, por tanto ha habido algunos casos que han muerto por la exagerada práctica deportiva, o por ejemplo, hay ciertos deportes como la natación o el atletismo, donde la práctica de recreación de estos deportes es muy saludable, pero las técnicas que se utilizan para el alto rendimiento, tanto para la natación como para el atletismo puede que no sean tan saludables por el exagerado movimiento antinatural.

En cuanto a los “contras” que comentas en el post, los relacionados con el ámbito económico, como es la subida de precio de los inmuebles cuando se construyen cerca de un polideportivo o un estadio de fútbol. Es necesario explicar que la práctica deportiva, ha ido evolucionando paralelamente con la sociedad, la industrialización de las sociedades ha hecho que el deporte se vaya modificando y evolucionando hasta ser un reflejo de la sociedad. Algunas de las características del deporte moderno que lo relacionan con la industrialización de la sociedad contemporánea son: la especialización de una práctica deportiva concreta, la racionalización para la búsqueda de métodos para mejorar el rendimiento, la cuantificación como necesidad de transformar cada acción deportiva en un resultado o el concepto de récord, tanto a nivel de élite como a nivel personal.

En conclusión, todo esto, como comentas en el post, ha hecho que el deporte hoy en día tenga un alto nivel de comercialización, las empresas privadas, clubs, asociaciones, instituciones, etc que aprovechan el deporte como herramienta de generar beneficios o para obtener influencias, pero no hay que olvidar que a pesar de eso, sigue teniendo muchos beneficios para la salud, y eso es lo que tenemos que defender.

Educación del Movimiento ha dit...

Después de leer este post, post muy acertado, me vienen la cabeza las palabras “la cara oculta del deporte”, como refleja el post las estadísticas de las encuestas en nuestra sociedad nos muestran que el deporte goza de gran prestigio ya que directamente se relaciona con una vida saludable y unos valores positivos determinados, entonces las entidades privadas pensarán ¿por qué no sacar una buena tajada de ello?, si el tabaco aun sabiendo por la sociedad en todo su conjunto es perjudicial para la salud y se saca un gran beneficio, el deporte que lleva por bandera todo lo que entendemos por persona sana, se podrá tener más beneficios todavía.

Los valores del deporte están siendo utilizados para que a partir de ellos algunas corporaciones creen necesidades en la sociedad para “consumir deporte” y todo los que se relacione con el, utensilios, vestimentas, accesorios para la puesta en acción, etc. Por poner un ejemplo más mundano, hacer un par de años los móviles no tenían internet y ni hacía falta de ello hasta que mediante agresivas campañas publicitarias han conseguido crear la necesidad en la sociedad de tener internet en el móvil con la excusa del “valor” de la utilidad. Lo mismo está ocurriendo en el deporte, las innovadoras campañas de marketing especialmente dirigidas a los jóvenes, practicantes de deporte por excelencia, están creando la necesidad de consumir deporte en nuestra sociedad en base a los valores que se relaciona con el, como dijimos anteriormente. ¿Cuántos anuncios hemos visto ya de Decathlon en todas partes? ¿Es necesario tonificar una parte del cuerpo con un aparato estético e innovador que nos venden como más eficaz? Con esto me refería a la cara oculta del deporte.

Pero nosotros como futuros propulsores de esto y que llevamos en nuestro interior, no que la persona se gaste todo su dinero en actividad física sino que esa persona viva de verdad los buenos valores de hacer deporte y que solo de ahí ella misma tenga beneficios. No debemos olvidar que nuestras vidas tenemos que cargar con el trabajo, la familia y también con nuestras amistades y sentirte responsable de que todo eso funcione bien, puede provocar en nuestra persona fatiga mental como ansiedad, depresiones, estrés... y el deporte es una gran ayuda para equilibrar todo este laborioso proceso. Por qué el deporte y todos sus valores no tienen otro fin que mejorar las personas y hacerlas crecer, de una forma más técnica influye mejorando en nuestra calidad de vida. No dejemos que “otros” nos toque lo más preciado que tenemos, el valor de hacer deporte.

Referencias Bibliográficas:

Romero Granados, Santiago (2010). Deporte y consumo. Edusport.
Xavier Sánchez, MD (2011). Por qué hacer ejercicio?. Imagen, arte y cirugía, Boletín Nº 1.