diumenge, 21 de novembre de 2010

The Ninja Generation

Por José Ramón Ramada Ruiz,
estudiante de Diseño curricular de la EF

El pasado lunes de clase, Pere nos recomendó ver Wall Street. El dinero nunca duerme. Decía que la película tenía varias líneas muy buenas, y tras haberla visto, puedo corroborarlo.

Por lo general, hay films que destacan por su acción, por su intriga, por el miedo que provocan… otras, sin embargo, destacan por sus diálogos. Y ésta es una de ellas.

Me gustaría destacar una frase que me ha llamado especialmente la atención, ya que también se hizo referencia en clase a lo poco esperanzador que se nos presenta el futuro a los estudiantes. La frase en sí la dice Mr. Gekko durante una charla que da a unos estudiantes universitarios (de unos veinti-algo años) con los cuales nos resulta exclusivamente fácil identificarnos.

La pongo en inglés, pues en castellano dudo que el acrónimo coincida.

La charla comienza así: “You are all pretty much f**ked, you don’t know it yet, but ah…you’re the NINJA generation: No Income, No Job, no Assets.” (Estáis todos bastante jod**os, no lo sabéis todavía, pero ehm…sois la generación “NINJA”: Ni ingresos, ni trabajo, ni propiedades o activos).

Como comentamos en clase, nuestro futuro laboral, casi inmediato, se presenta poco alentador. La situación actual nos ha llevado a un punto en que siguen saliendo licenciados de las universidades a centenares y los puestos de trabajo son ofertados – o mejor dicho, encontrados – con muy poca – o ninguna – frecuencia.

Parece que, al igual que con la tulipomanía, hemos sobrestimado el poder de los estudios universitarios. Hace años, era excepcional el que los tenía, hoy, la cosa es completamente al revés. Raro es quien no los tiene. En términos mercantiles, hay una “sobreproducción” de licenciados, muy superior a su demanda, lo cual lleva a una disminución en su “valor”.

Comienzan a darse casos de gente sobre-cualificada para los puestos de trabajo que encuentran. Fontaneros que cobran más que un licenciado; licenciados trabajando en empleos que podrían conseguirse con un simple curso de fin de semana, cobrando “cuatro duros” y arreglándoselas como pueden para combinar los 4 trabajos que necesitan para pagarse el alquiler; jóvenes en casa de sus padres hasta que ya no lo son tanto. Por no nombrar las elevadísimas tasas de desempleo de gente joven (rondando el 40%). Nos suena todo esto, ¿verdad?

¿A qué podemos entonces aspirar siendo miembros de la generación Ninja? Bueno, parece que lo que nos espera son más impuestos, sueldos más reducidos, y en consecuencia un inferior nivel de vida.

Nuestra generación es bienvenida al mundo real. Se nos abren los ojos y vemos que los videojuegos fueron una pérdida de tiempo; que a nadie le importa cuántos seguidores tengamos en el Twitter ni cuántos amigos tengamos en Facebook o Tuenti; que nos hemos licenciado en titulaciones infravaloradas; que vamos a tener que endeudarnos de por vida si tenemos la necesidad de independizarnos algún día, y que para pagar esa deuda vamos a tener que ningunearnos trabajando por horas en cualquier trabajo (que posiblemente guarde más poca que mucha relación con lo que hemos estudiado)…

Crecimos creyendo en el mítico “sueño americano” en el que íbamos a la universidad, conseguíamos un trabajo y comenzábamos una familia. Eso era cierto 20 o 30 años atrás, pero hoy estamos en un mundo diferente, el sueño está fuera de nuestro alcance y ha llegado el momento de enfrentarnos a la realidad.

Pero no está todo perdido, podemos sacar nuestros traseros de esta situación, a fin de cuentas somos NINJAS, ¿no? ¿Qué pensáis? ¿Cómo podemos salir de esta situación?

6 comentaris:

sergi ha dit...

http://blog.magnoliart.com/2008/07/08/la-crisis-ninja-la-gran-estafa/

Cómo podemos salir de esta situación... buf!

A nivel español, supongo que se destruiran las comunidades autónomas, lo que reducirá la burocratización y la superpoblación de innecesarios políticos y se sanerarán las cuentas. ¿Puede que esto lleve a una guerra cívil?

A nivel mundial, cuando China desbanque a EEUU como 1º potencia económica mundial, ¿cómo se tomarán los yankis (con gobierno republicano, of course) perder la supremacía? No veo a Sarah Palin conforme con esta situación...
¿Otra guerra y fín de todo?

A nivel personal, pues formándonos y ACTUANDO, para combatir la ignorancia, que es la enfermedad causante de esta situación, y cada vez infecta a más gente.

¡Aunque personalmente a veces me pasa como a Ralph!

http://www.youtube.com/watch?v=e6mGWZrmUmQ&feature=related

¡Que entretenido es ser catastrofista!

Ahora enserio, el autor del post tiene toda la razón, estamos bien jodids. Y si hubiera alguna respuesta concreta, o alguna solución clara, a alguien se le habría ocurrido ya, digo yo vamos...

Gonzalo Monfort ha dit...

Hola. Después de leer tu entrada la sensación que me llega es de pesimismo. Y personalmente no lo comparto. Es cierto que tenemos inflación de títulos y que ahora es común ver gente muy preparada que no encuentra trabajo, pero también es cierto que estamos viviendo un momento histórico donde las oportunidades se multiplican gracias al mundo global en el que vivimos. No te quito razón cuando comentas que gente sobrecualificada esta realizando trabajos de más baja cualificación, pero no creo que sea necesariamente negativo el pasar por esos trabajos. Estoy hablando en cuanto a desarrollo personal. Si como dices, existía un sueño y ese era triunfar y ganar pasta en cuanto se saliera de la carrera, permíteme que te diga que quien lo creyera era ingenuo. No va a ser fácil, lo sabemos. Pero no creo que lo fuera nunca. Y lo más fácil y más recurrido es quejarse de lo mal que esta todo. Y por favor, no lo tomes como una crítica, pero es que es lo que más se escucha últimamente. Para alimentar un poco el optimismo, aquí os dejo un enlace que dice que casi el 90% de los titulados de la uv encuentra trabajo al acabar los estudios. Un saludo.

http://www.uv.es/~webuv/noticies/noticia.php?idnoticia=11310

Jose R. ha dit...

Hola Gonzalo, ante todo, empezar diciendo que he esperado unos días desde que escribiste el comentario para ver si alguien decía algo al respecto, pero parece que sólo unos pocos de los muchos que visitan la revista diariamente se molestan en contestar u opinar.

Estoy de acuerdo con lo que dices con respecto la ingenuidad de la gente al pensar en que sólo por el hecho de tener una carrera ya iba a ganar dinero fácil. Sin embargo, desde mi punto de vista, los tiros no van por ahí. Me atrevería a decir que todo gira en torno al hecho de que hemos de marcar la diferencia con respecto “nuestra competencia”.

Yo creo que el sueño del que hablo no es-era- tan irreal como tú dices. Bastaba con preguntarle a un niño qué quería ser de mayor. Algunos tiraban por profesiones vocacionales, pero aún queda en mi memoria recuerdos de compis míos diciendo que querían ser pilotos de avión. ¿Por qué? ¡¡¡Para ganar mucho dinero!!! Vale, no lo llamemos sueño americano si da lugar a una imagen confusa, sino "grandes aspiraciones" (no muy alejadas de la realidad).

No coincido contigo en lo que comentas de que estamos viviendo un momento histórico en el que las oportunidades se multiplican. Muy al contrario, creo que estas se han vuelto humo, y a duras penas se encuentran ya. Si a un caso, se multiplicaron años atrás. Hoy en día, más que oportunidades en el extranjero, sólo encontramos “escapatorias” o “soluciones” ante una situación de necesidad.

No sé si te he comprendido correctamente (si me equivoco, dímelo), pero lo que sí que sé es que apoyo tu idea de que trabajar en cosas para las que estás sobrecualificado puede ayudarte a mejorar como persona pero, sólo la respaldo parcialmente. Es cierto que empezar “desde abajo” puede ser beneficioso a nivel personal, pero si nuestra idea es empezar “desde abajo” y mejorar a nivel personal, podríamos hacerlo directamente y olvidarnos de subirnos a una escalera para tratar de alcanzar más alto desde un principio.

Para nada pretendo propagar el pesimismo en los lectores del post, pero no puedo evitar sentirme influenciado hasta cierto punto por el pesimismo generalizado que hoy en día reina hasta en los telediarios. Las cifras de desempleo que vemos todos los días en los telediarios hablan por sí solas. Sí, hablo de cifras y tú me hablas de crecimiento personal, pero el pesimismo no se me ha contagiado por ver a la gente poco formada (que también), sino por datos observables y cuantificables.

Bueno, y para terminar, yo os dejo también un enlace en el que se habla de los cambios producidos en la juventud en el contexto de la globalización. La página clave y más relacionada con el post es la 26, pues son las conclusiones del estudio realizado. Espero que os resulte interesante.

http://www.injuve.es/injuve/contenidos.downloadatt.action?id=725387112

PD: Sí me ha sorprendido el hecho de que el 90% de estudiantes tengan trabajo tras acabar, pues mi experiencia me decía lo contrario (gente que conozco ya licenciada y sin un clavo, ni de dónde sacarlo por mucho que rasquen). Será que tengo mala suerte y he topado con el 10% ese que no tiene trabajo de los 150 de la promoción. Seguro que todos los demás que no he visto por aquí estarán trabajando cómodamente de gestores, funcionarios o entrenadores de alto nivel, o no…

Marcelo ha dit...

Una vez que José ha matizado sus preocupaciones y Gonzalo ha expuesto sus datos sobre los licenciados que terminan la carrera, me gustaría aportar algunas ideas/pensamientos/inquietudes sobre el tema.

Primero me gustaría, ya que has puesto el ejemplo de los tulipanes, donde las personas atribuían un valor desmedido a un bien material, hablar un poco sobre el tema. Nosotros estamos pagando ahora mismo, con la crisis, no solamente los errores de entidades financieras americanas.

¿Quién no conoce a alguien que sin muchos ingresos se metió de cabeza en un piso?

Enlazando con lo que comentas tú sobre la educación; tenemos la oportunidad de vivir en un mundo globalizado donde se puede acceder a ofertas de trabajo de todas las partes del mundo. Nuestros padres ni soñaban con eso ¡!

El proceso de salida de la universidad-estabilidad laboral nunca o casi nunca es todo lo lineal que nos gustaría, pero nuestras vidas tampoco lo son. No somos capaces de predecir si nos va a ir mal o bien, apenas crear la posibilidad de que nos vaya bien o mal.

Si estamos, como dice Jorge, sobre-calificados; somos unos afortunados que apostaron por formarse antes que ir a trabajos de beneficio inmediato pero sin grandes aspiraciones de futuro.

Con relación a eso puedo decir que, la semana pasada, fui de compras con mi novia y la cajera decía a una niña de 5 años: “Estudia mucho para que no tengas que ser cajera.”

Es para eso que nos graduamos para que tengamos más puertas abiertas, para tener más visión de futuro, para poder optar a algo que nos llene y que tenga significado.

No podemos caer en el discurso fácil de que hay crisis, debemos ofertar opciones, pensar de manera diferente y creativa, generar nuevas posibilidades de ocio, nuevas maneras de educar.

alberto ha dit...

Comparto la opinión de que el post es algo pesimista. Quisiera empezar hablando sobre las oportunidades que generan estos tiempos de tanta incertidumbre. Como siempre se ha dicho, al mal tiempo buena cara. Y es que continuamente se habla de ver las oportunidades, de ser emprendedores y buscar una idea que nos lleve hacia el éxito. Yo también creo que existen más oportunidades, pero debemos saber aprovecharlas y eso ya no está tan fácil. Sino todo el mundo las aprovecharía y esta situación que vivimos no existiría.

Supuestamente una titulación universitaria, tienen que servirnos para aumentar nuestros conocimientos en un área especifica, pero eso no nos garantiza la obtención de un puesto de trabajo. Y menos aun en estos tiempos. Hay gente sin estudios que gana bastante más dinero que muchos titulados, por ejemplo, como vendedores de artículos de lujo. Por tanto, quien busque dinero, que se plantee lo de estudiar porque no siempre se cumple.

Además, existe un problema de intereses, y es que todos pensamos en conseguir un puesto de trabajo. Y esta muy bien, pero si todos buscamos trabajo y nadie crea empresas que generen puestos de trabajos, pues lógicamente no habrá trabajo. Por eso, debemos contemplar la idea de emprender nuestro propio negocio como una salida más. Aunque esto no es tan bonito como suena, ya que realmente si hay gente que se decide a crear una empresa, pero no siempre van a funcionar.

Por este motivo, hay que formarse muy bien antes de emprender un negocio para poder competir con las empresas del mismo sector. Y ahí, estamos un poco escasos. Los estudiantes de ADE, saben mucho sobre crear y dirigir una empresa, pero nosotros sabemos mucho sobre un área determinada. ¿Por qué no pensamos en una idea, relacionando lo que hemos aprendido durante la carrera, que puede generarnos ingresos?

Un mundo cada vez más complejo, requiere una gran especialización por parte de los trabajadores. Por eso es interesante formar equipos multidisciplinares, gente con conocimientos en diferentes áreas de forma que se complementen y generen sinergias.

Pese a que ya nos han informado por el e-mail de la universidad, por si alguien no lo había leído y le interesa:

http://www.adeit-uv.es/index.asp?Page=que-hacemos&seccion=creacion&subseccion=48

Alberto Bolufer Jurado

alvarokampo ha dit...

¡Buenas! yo soy de la opinión también de que el post no es pesimista sino muy pesimista ¿pero qué le vamos a hacer si la cruda realidad es así? Esto pienso que no es de ahora sólo, sino que ya se viene arrastrando desde hace varios años por que como todo y como muy bien han dicho algunos compañeros en comentarios anteriores cuando hay una oferta mayor a la demanda se desvaloriza y en este caso sobran titulados por todos los lados. Pero es que sobran titulados y sobran no titulados y con esto quiero decir que la crisis afecta a todo el mundo en mayor o menor medida, no por tener una titulación se van a escapar.
También pienso que no hay que darle más importancia de la que realimente tiene y con esto quiero decir que sería muy bonito acabar la carrera y ponerse a trabajar de lo que hemos estudiado ganando una pasta pero si pensamos esto, el problema lo tenemos nosotros por no abrir los ojos y ver de forma objetiva como esta nuestro sociedad-realidad- futuro profesional. Yo tengo claro primero, que he estudiado y estoy intentando sacarme esta carrera universitaria porque me gusta el deporte y me gusta aprender cosas nuevas relacionadas con él y también tengo claro que hasta poder vivir de esta titulación o las futuras titulaciones(porque hoy en día con una titulación solo no vas a ningún lado) e ir acercándome a la rama profesional que a mí me agrada voy a tener que trabajar de cualquier cosa (eso sí tengo suerte y hay trabajo) como he ido haciendo hasta ahora porque yo creo que de 10 personas en los tiempos tan difíciles que estamos como mucho 2 cuando terminan encuentran un trabajo que se identifique con ellos y con la carrera que han cursado y que además si por ellos fueran mantendrían toda su vida. Sin embargo una de estas dos personas y quién sabe si las dos ¿Entran por meritos propios a la empresa o por enchufe? Otro problema es que sin experiencia no hay contrato, pero ¿Cómo se va a adquirir experiencia si nunca te hacen un contrato? Ahí estamos entrando en un círculo vicioso del que es difícil salir.
Como conclusión mi forma de ver las cosas no es ni positiva ni negativa si no realista, hasta que la crisis no remita la contratación de personal titulado seguirá en este plan al igual que el no titulado y por ello lo primero que tiene que hacer este país es salir del pozo donde se encuentra inmerso, aunque veo imposible sacar al país de la crisis si no nos dan la oportunidad a los jóvenes, sean licenciados o no, con ganas y con ideas nuevas de que cambiemos el panorama. Hacen falta aires nuevos y no parece que se den cuenta los que se supone, deberían estar pensando... ¿O sí se dan cuenta…?

Álvaro Garrido Montero.