dissabte, 12 de novembre de 2011

Sueños chinos

Por Beatriu Verdoy Agustina,
estudiante de Planificació i Avalució de l'AF i l'Esport

¿Podría un vídeo de animación causar una revolución educativa en China?

El siguiente vídeo de animación muestra el sueño de muchos colegiales chinos: Volar por los aires la escuela. Claro como el agua y sin tapujos, como quien quiere ser trapecista, llegar a la luna o vivir del cuento.


Documentándome para intentar trasmitirte hasta qué punto de ferocidad llega la educación china me he topado con las más variopintas historias, a pesar de que sus tres sistemas educativos a priori no difieren tanto del nuestro: los niños empiezan con 6 años la escuela, curso por año si no pasa nada y para intentar acceder a la educación superior realizan un examen, el Gaokao.

Detrás de esta estructuración se esconde una parafernalia, un circo, China se convierte en un hipódromo, los escolares en caballos y su educación en unas anteojeras tan opacas como el traje del noble de turno que observa la carrera. “El pañuelo rojo” es un signo de distinción, otorgándose al alumno más sobresaliente de la jornada… inocente, ¿verdad? Casi tanto como la formación militar en la que los alumnos saludan al maestro. Un joven cuenta en el artículo “La educación en China me ha desquiciado”, cómo sus padres le enviaron lejos de casa para estudiar en un buen instituto, los insultos familiares por no ser el más brillante y sus ingresos hospitalarios por ansiedad. A pesar de lo dicho, lo que más me impactó fue la manera de cerrar su discurso “ahora odio a mi padre, pero odio más a la educación china: es ella la que hace que los familiares midan el valor de la gente a partir de sus calificaciones (…) ahora solo espero morirme.”

Y es que el problema no solo reside en “las formas”, también en la planificación. Una de las críticas más extendida es el vacío hacia la ética, el humanismo y el pensamiento crítico; para acceder a la universidad el examen que va a dictaminar la nota de acceso en su totalidad es el llamado Gaokao (donde el último año se han dado codazos casi 10 millones de estudiantes) y el cual hace girar a su alrededor toda la educación que van a recibir los jóvenes chinos (recordemos lo caballos desbocados corriendo sin importar más que la línea de meta). No importa otro conocimiento que el que entra para el examen, el sistema ha dejado de contemplar materias como poesía, música, ética o filosofía. Manejados por estrategias donde solo importa el producto y el proceso se deja al margen; los profesores son dictadores en sus aulas, ariscos al aprendizaje complementario e incluso llegan a castigarlo como explica un colegial en su blog, el cual tuvo que hacer negocios clandestinos con su profesor para que le proporcionase otros libros no contemplados en las guías. Teorías como la Gestalt quedan en el olvido “solo se aprende lo significativo”. ¿Por qué no apostar hacia el Constructivismo? El profesor debería ser un guía que promueva los procesos de aprendizaje, facilite el surgimiento de interrogantes y debates; el conocimiento sería una autoconstrucción del aprendiz gracias al educador actuando en la zona de desarrollo próximo del alumno, en aquello que está más allá de lo que sabe pero dentro de sus capacidades potenciales actuales.

¿Dónde queda, sino, la creatividad, el libre pensamiento o la libertad de cátedra? Es tal la competencia que desde los 15 años también hay clases los fines de semana, casi como mano de obra explotada pero cambiando la máquina de tejer por derivadas o neurología. Coincidiendo la época de entrega de la mercancía mental con un aumento de los suicidios adolescentes.

¿Qué pasará con esta sociedad el día de mañana? Adultos aprendiendo a decidir, innovar e incluso a opinar. Están dejando un camino de migas hacia un derrumbe inesperado de la sociedad. Ya lo explica el profesor y director del centro de investigación de cultura contemporánea de la universidad de Shanghái, Wang Xiaoming, China está inmersa en un sistema económico y una mentalidad puramente capitalista y esto es causa y efecto de la educación, por los principios competitivo y feroz que la rigen, “degeneración moral” castiga. El Maoísmo ayudó a la decadencia de las creencias religiosas y Deng Xiaoping priorizó el desarrollo económico, por esto, valores como la justicia e igualdad típicos del sistema comunista restan en el olvido.

Algunos sectores de la sociedad se han concienciado de lo anacrónico del sistema educativo y muchos padres preocupados por el excesivo estrés de los escolares deciden inscribir a sus hijos en escuelas privadas, donde como dice una de las fundadoras de la escuela Ririxin Zhang Dongqing "Con una atmósfera más relajada y menos exámenes, tratamos de promover un estilo natural en nuestra educación (…) defendiendo la búsqueda del amor, de la belleza, de la sabiduría y de la libertad”.

BIBLIOGRAFÍA:

- “The Academic Degree Sistem Of China”, publicado por el Departamento de Asuntos del Exterior del Estado. Sin fecha, remitido por la DGRI en octubre de 1998.

- Zhang Rui (2011) La escuela China me ha desquiciado
Zczaichina (the spanish website about china)

- Los padres chinos buscan en las escuelas privadas una educación más relajada para sus hijos revista digital: spanish.china.org.cn

- Jiang, Yo. (2010) Una educación si corazón (publicado en el Nanfang Zhoumo). Zczaichina (the spanish website about china)

- Méndez, D. (2011) Degeneración Moral en China.
Zczaichina (the spanish website about china)

15 comentaris:

Samuel López Carril ha dit...

Beatriz, lo primero felicitarte por tu artículo, me ha dado bastante en qué pensar. Coincido contigo en que el sistema educativo chino es algo anacrónico y autoritario.

No tengo tan claro eso de que China sea capitalista (al menos como para afirmarlo globalmente). Ya sabes eso de "en china hay muchos chinos", y no piensan lo mismo los empresarios y gente con acceso al poder, a quien les interesa abrirse al mundo capitalista, que lo que puedan sentir por ejemplo los habitantes de las regiones más rurales. China es un país muy extenso y en el que hay muchas diferencias sociales. La imagen que nos quisieron "vender" en los pasados juegos, nada tiene que ver con la falta de libertades que tienen la mayoría de habitantes.

El vídeo que has insertado, me parece que refleja muy bien ese tipo de educación "militar" y autocrática que busca formar a soldados dispuestos a obedecer órdenes y no cuestionarlas. Me ha recordado a la película "La ola" (os la recomiendo ver).

Por último, indicas que no te parece bien que todo el sistema educativo chino gire en torno al examen "Gaokao"... mi pregunta es, salvando las distancias, ¿no os parece el selectivo algo similar?

Un saludo, Samuel.

B Verdoy ha dit...

Tienes razón Samuel, existen dos Chinas: institucionalmente sigue manteniendo una apariencia de comunismo (no hace falta mencionar la situación política de China donde no existen elecciones) pero en lo económico hace muchos años que se subió al carro del capitalismo como el que más. También es cierto que no tiene nada que ver la China urbana donde las condiciones de vida son distintas, que la china rural donde existe una estructura económica y social que ha permanecido inamovible durante años. No obstante, esto es una “foto fija” de la situación actual, teniendo solo esto en cuenta no podemos decir si es capitalista o comunista, pero la pregunta es ¿hacia dónde conduce su situación actual inexorablemente? Atendiendo a los índices de crecimiento, las tasas de migración del campo a la ciudad, etc. resulta obvio que China ha emprendido un camino de una sola dirección hacia el capitalismo, donde esos tantos Chinos rurales cada vez son menos… ahora bien, tú puedes considerar que está en el principio de este proceso, en mitad o en final... eso ya es juicio personal.

Respecto a la segunda cuestión considero que es my importante no caer en el error de confundir capitalismo (o progreso económico) con el respeto a los derechos humanos, garantías de estado de derecho, etc. No hace falta irnos muy lejos para darnos cuenta de que todavía en el mundo occidental donde no hay dudas en calificarlo como capitalista, el estado de derecho no es perfecto y existe continuamente vulneraciones de los mismos ( de ahí los que salimos a la calle con el movimiento 15M). Otra cosa es que cuanto más se abra China al exterior (a través comercio, industria…) al igual que China va ganando más poder e influencia en el resto de países, el resto de países tienen a su vez mayor influencia o mayor poder de coacción en las instituciones Chinas. Ya no es un país cerrado, existen transacciones, existe diálogo, lo que quiere decir que por lo menos si que por parte del resto de países se “intenta” influir en ella para que disminuyan las vulneraciones de los derechos fundamentales.

Sé que he generalizado pero espero haber matizado lo suficiente (y si no ahora lo recalco más) para dar a entender que entiendo que los dos tenemos razón porque realidades hay muchas... ¡Y verdades universales más bien pocas!

Bea Verdoy y Anna Esteller.

Jose Pedro Mora ha dit...

Me gustaría comentar este post, centrándome en las consecuencias que pueden llegar a tener tiene el estilo educativo y la forma de vida de China.

En 2010, china se convirtió en el país con más exportaciones del mundo, y se presentó como la segunda economía más grande después de Estados Unidos. Esto se debe en gran parte en el modelo militarista y técnico que están utilizando. Sin embargo, este éxito conlleva consecuencias como pueden ser, el deterioro del medio ambiente, tener un PIB per cápita muy bajo, en la posición 125 en el ranking mundial, una posición muy retrasada respecto a su poder económico, y con 57 millones de habitantes por debajo del umbral de pobreza (125 dólares anuales), según datos de la CIA Factbook.

Pero lo que a mi, más me ha impactado es el abandono de la moral de los habitantes chinos. En el enlace que pongo a continuación se ve como después del atropello de una niña por parte de una camioneta sin que ni el conductor ni varios transeúntes que pasan a su lado, hagan nada por ayudarle durante siete minutos. Solo una mujer de 58 años se decide a socorrerla.

http://www.youtube.com/watch?v=mqOFBq0yW4s

Al parecer, la sociedad china cada vez mas desarrollada y prospera, tiene una gran falta de valores morales, y ¿Esto puede sor otra consecuencia?, si es así, no creo que tenga tanto valor ser una potencia económica mundial, si dejan morir a gente, o lo que es peor, a niños, en la calle, sin prestarle ayuda. No creo que haya que tener éxito a cualquier precio.

Lara Requena ha dit...

M´agradaria en primer lloc, felicitar a Bea per aquesta publicació. La veritat és que no sols el que ha dit m´ha fet reflexionar sobre el tema, sinó també la certesa amb la que ha utilitzat cada paraula en la redacció, sincerament em pareix molt bon treball, enhorabona.

A la pregunta que es planteja, “¿Podría un vídeo de animación causar una revolución educativa en China?” , després de llegir aquesta publicació i alguna altra cosa, he quedat quasi convençuda que els joves estudiants, subordinats a aquesta especie de dictadura anomenada ensenyança a Xina, dificilment podrien plantejar-se qualsevol activitat reinvindicativa mitjançant una premeditació o reflexió, ja que, si des de ben menuts han estat exposats a aquest tipus d'ensenyança militarista, serà pràcticament impossible canviar de principi a fi tot un sistema tant robotitzat. On els estudiants deuen dedicar-se única i exclusivament al camí que els portarà a la universitat.

D´altra banda, es parla d´una alternativa, l´ensenyança privada, la qual estarà sols a disposició de famílies favorables economicament. Des del meu punt de vista, trobe que la mentalitat dels pares de la gran majoria dels estudiants xinesos, fonamenten la seua educació escolar en base a evitar la marxa d´aquests a treballs durs i mal pagats, com ells realitzen, o realitzavem de sol a sol. Per tant trobem ací, una doble presió, la familiar i la del govern per fer allò que teoricament és el que es el correcte per a la societat. Però que, com comenta Bea, porta a suïcidis.

Per últim, és inevitable comparar aquesta ensenyança amb la nostra. Tot i que el selectiu i el “Gaokao” semblen germanets, i per tant done a pensar que l´ensenyança que rebem ací i la xinesa puguen ser “família”, des del meu punt de vista es tracta de dos sistemes oposats. A Espanya existeix molta més permisibilitat, de fet, si no t´agrada el que s´ha d´estudiar per a accedir a la universitat ¡no passa res! Es fa un modul de formació professional, i o be accedixes des d´ací a la universitat o be trobes alguna feina. Però, al fi i a la cap govern i família satisfets. En el millors del casos clar. I tampoc se saluda al mestre de cap forma militar, és més, hi ha qui ni saluda. Però bé seria altre tema.

Per útlim, si tinguerem que associar un model d´ensenyança dels que coneguem a l´ensenyança a Xina, apostariem pel model tècnic, no? Tot i això la diferència més gran que hi ha és que allí, el model tècnic si que inculcaria alguns valors: amargura, inmoralitat,…

Jorge M B ha dit...

Lo primero que he de hacer, tal y como han hecho mis compañeros es felicitar a Bea, porque no sólo el video dentro de su carácter de animación es una cruda realidad de la visión de su creador del papel de instrucción hasta la destrucción que juegan las escuelas chinas, sino porque como dice Lara, cada enunciado del artículo refleja ideas claras del mensaje que la autora pretende trasmitir. Dicho esto como introducción haré una serie de comentarios al respecto.

El deporte, ha de ser una imagen de paz entre las distintas culturas, de respeto, de diversidad, de lo positivo que resulta ante la capacidad de superación y sacrificio de los seres humanos, así como de unión global por las causas justas. Es este deporte el que celebró su acontecimiento clave y más histórico (Los Juegos Olímpicos) en China. Aquí es donde surge la paradoja, no en que se realicen los JJOO en China, sino en el gobierno del país, una dictadura que aun se hace llamar comunista, y que como tanto en el post como en el siguiente comentario, Bea nos recuerda que no hace mas que violar los derechos humanos una y otra vez. Es este gobierno el que permite la explotación infantil, así como torturas y ejecuciones en sus centros penitenciarios. Este régimen político conduce a la pobreza a un millón de personas, además de la explotación de menores de edad.

En las ultimas olimpiadas de Pekín se vio un claro dominio chino en casi todas las disciplinas; en algunas nunca habían conseguido ni fijar un deportista, teniendo actualmente un poderoso abanico de deportistas de élite con una grandísima preparación.

La mentalidad china es muy sacrificada, por lo que sus deportistas son capaces de aguantar duros y larguísimos entrenamientos diarios para conseguir sus éxitos siendo el punto importante del éxito su temprana iniciación, manteniendo lo dicho anteriormente de duros y largos entrenamientos.

Cada vez es mas grande la apertura de China al mercado mundial, y por ello y por que cada vez son mas sus relaciones parece que con el tiempo se va educando e introduciendo dentro de un sistema, pero siguen saliendo artículos, investigaciones e incluso videos de Youtube (lo digo así como señalando la herramienta simple que es esta pagina de videos) que reflejan como la intención China de conseguir tener los mejores deportistas o los mejores estudiantes llevan a aquellos que se consideran no estar a la altura a en el más extremo de los casos perder la vida como vemos en el video del post.

Lidia Pla ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Lidia Pla ha dit...

Bea, muy bueno tu artículo, el vídeo me ha dejado alucinada, realmente me ha conmovido. Había oído algo de la educación en China vagamente, pero para nada conocía en profundidad la situación.

Me parece mentira que en los tiempos que estamos exista esta manera de gobernar la educación. Por qué la educación de un niño en China tiene que ser intensa y extrema, por qué tanta disciplina y obligaciones forzosas. En tres años que llevó estudiando Ciencias de la Actividad Física y el Deporte me ha quedado muy claro que el juego mejora el desarrollo del niño y es una necesidad biológica, pero cuándo juegan estos niños, si no tienen tiempo. La infancia se vive una vez y no se puede recuperar, de manera que quién les va devolver a estos niños todas las experiencias que están perdiendo con este sistema educativo. Realmente es muy triste en la situación en que se encuentran.

Por otro lado si hacemos una comparativa con España podemos decir que somos dos extremos opuestos. Como dice Lara en España existe demasiada permisividad, algunos niños no respetan la figura del maestro, se incrementa el fracaso escolar, el absentismo escolar... somos totalmente contrarios. Esto da mucho que pensar… yo creo que debería existir un término medio donde ambos países aprendieran del otro y se llegara a una educación más justa y equilibrada.

Paula Llorens Rodriguez ha dit...

Bea me ha gustado mucho tu artículo, creo que es muy digno de la revista no solo por el vídeo, que me ha dejado boquiabierta, sino por lo que cuentas de China.
Primero quería decir que, igual que el compañero que ha escrito anteriormente, en China hay dos lados, el lado de la pobreza en la que los trabajadores están 12 horas en una oficina o en una fábrica, comen únicamente arroz y no tienen más vida que la familia y el trabajo; y la China que está despertando, que tiene muchas ganas de salir de la pobreza y empezar a consumir como nadie.
Quería añadir que en China están acostumbrados a trabajar mucho, a estudiar mucho, son muy competitivos, hacen de todo y sirven para casi todo. Es un país al que nosotros, los “primermundistas”, hemos estado explotando desde hace mucho tiempo. Su forma de vida es miserable en muchos casos, y es a lo que están acostumbrados.
Lo que quiero decir es que no me extraña la existencia de estos centros educativos donde enseñan a los niños a obedecer y a no sublevarse, a hacer lo que se les dice y a no decir ni “muu”. Es una cultura en la que los ricos son muy ricos y mandan y los pobres son muy pobres y se aguantan. A ellos con que les lleve la corriente y tengan para comer como si trabajan las 24h porque no se quejarían.
Me parece a mí que una población educada así puede ser una herramienta de gobierno muy útil ya que no creo que pueda haber una revolución educativa en China, por lo menos de momento, dado que los han educado en una cultura de aceptación y de sumisión permanente. De todas formas, China está despertando y cuando se den cuenta de lo que pueden conseguir, no conseguirán sólo una reforma educativa sino todo lo que quieran. Y esto lo digo porque por una parte son muy sacrificados y trabajadores pero por otra están perdiendo todos los valores que presume tener la vida oriental.
Por último, decir que me ha gustado poder reflexionar sobre el tema de China que no creía tan autoritario y volver a felicitar a Bea por encontrar un tema tan original.

Alex Valle ha dit...

¡Impresionante! Este video te pone los pelos de punta. Este es un tema del que yo no tenía ni la menor idea. Es un aspecto al que he sido ajeno durante este tiempo.
Después de ver este video me escandalizo y me doy cuenta de que la educación de un niño en China es intensa y extrema, hasta el punto de que algunos adultos no tendrían la capacidad de soportar la presión, el nivel de exigencia es realmente elevado y los niños se convierten en máquinas para estudiar, poco tiempo para el juego, mucha disciplina y demasiadas obligaciones educativas con las que forzosamente están comprometidos.
Observo que la educación de estos pequeños en un país que, bajo mi punto de vista, a pesar estar convirtiéndose en una de las potencias mundiales, va por el mal camino. Allí la educación de un niño condiciona la vida en estado adulto, a mejores notas más posibilidades de acceder a la universidad y lograr el objetivo final, un trabajo digno mejor remunerado que el que reciben millones de chinos actualmente y parece ser que si no es así eres una persona no apta para la sociedad.
Los padres chinos creen que es el mejor camino para labrar el futuro de sus hijos y más viviendo en sus carnes el resultado de la falta de estudios, trabajos de sol a sol con salarios que a duras penas permiten sobrevivir a las familias. Pero yo pienso que esta situación es en realidad lamentable, se les priva a los niños de su condición y de la necesidad de disfrutar de un poco de ocio. Para añadir más leña al fuego, hay que destacar que incluso se realizan tutorías los sábados y domingos, el esfuerzo evidentemente no es sólo para los niños, los padres deben pagar todos los servicios adicionales de la educación, pero es el único modo de labrar un futuro para sus hijos, o al menos así lo creen.
Pienso que el modelo social y educativo en China es completamente erróneo. Hemos visto que alcanzar la universidad es la meta ya que las empresas valoran mucho los títulos educativos, pero existe un problema, cuando los niños alcanzan la educación superior están desorientados y no saben qué hacer, desaparece la gran presión y las obligaciones impuestas por padres y educadores, se han acostumbrado a una vida que resulta totalmente distinta una vez se ha accedido a la universidad y esto es lo que genera una gran cantidad de problemas, creo yo, ya que estos estudiantes no saben enfrentarse a esta actual nueva vida y se llega a puntos extremos del suicidio.
Después de ver esto no entiendo como esta sociedad no se da cuenta del grave error que está cometiendo.
Como dicen los expertos, la infancia solo se vive una vez, hay que aprovecharla, y este país se está convirtiendo en un gran ganado guiado por pastores aparentemente ciegos.

Noemi Méndez ha dit...

En primer lugar, felicitar a mi compañera por el artículo. La verdad es que no estaba al tanto de este tema, no era consciente de cómo era la educación en China hasta que lo he leído. Me ha parecido muy interesante e impactante. Además me ha llevado a buscar más sobre el tema y a leer los artículos que ha proporcionado al final, los cuales he utilizado como referencia para el comentario.

La educación de un niño en China me parece extremista, con un alto nivel de exigencia que convierte a los niños en maquinas para estudiar y no tienen tiempo de divertirse y de socializarse, el único objetivo es estudiar y aprobar. Todo se rige por notas, estas son las que condicionarán la vida de cada uno en un futuro y posibilitarán el acceso a un trabajo digno. Los padres preocupados por este objetivo, les obligan a estudiar incluso horas extraescolares, a realizar clases adicionales y a evitar cualquier tipo de distracción que pueda afectar a sus notas. En mi opinión esto no es vida y se pierden una de las etapas más importantes de ella, la infancia.

Me ha llamado la atención el “gaokao”, que como bien se ha comentado anteriormente, es el examen que permite acceder a la universidad. Es muy parecido en su forma y objetivos a la selectividad, pero pienso que esta experiencia tiene distinto significado en ambos sitios. Este examen es el que juzga la calidad de los estudiantes y se considera que es un paso decisivo en el futuro los estudiantes chinos. En mi opinión, que sea una experiencia distinta es por el hecho de que en nuestra sociedad puedes decidir que no quieres estudiar y puedes ponerte a trabajar para ganarte la vida, pero pienso que en su situación, los estudios son los que aseguran un trabajo mediante el cual permitirse vivir, por otro camino, posiblemente te lleve a un trabajo poco digno y con el cual a duras penas lo consigas.

Los niños están sometidos a mucha presión, tanto por parte de los padres como por los profesores. El sistema educativo es competitivo y elitista, y los padres únicamente se centran en el objetivo de que sus hijos lleguen a tener un trabajo digno, en la lucha por una vida mejor. Desde pequeños abandonan su casa para vivir solos cerca del instituto y cumplir su único objetivo primordial, estudiar. Se les priva de cualquier actividad de ocio, de medios de comunicación e incluso de tener relaciones amorosas. Nada que pueda quitarles un minuto de tiempo para estudiar.

En mi opinión, es normal que aparezcan casos de suicidio o que los niños tengan problemas de salud. Con este tipo de vida los niños no pueden ser felices, no pueden divertirse, socializarse, se están perdiendo todas las experiencias que son importantísimas para la vida real, para afrontar problemas que no tengan que ver con una simple nota. No se tienen en cuenta las opiniones, los valores, la ética, los pensamientos, sentimientos de cada uno, la creatividad, la libertad de expresión, etc. Todo esto considero que es esencial en la educación de una persona.

“Tras el gaokao, los estudiantes pasarán a formar parte de la sociedad, que sin embargo no funciona a base de notas. Si un día fallan en una de sus respuestas, no tendrán capacidad para decidir entre lo correcto y lo incorrecto, no tendrán ningún espíritu, ninguna opinión independiente, no tendrán ningún talento personal. Si esto lo miramos en una enorme masa de gente, se convierte en un grave problema para China.”

María Olagüe ha dit...

El post me recuerda a un artículo que leí hace varios años en Yo Dona que trataba del duro entrenamiento, como de élite, al que eran sometidos algunos niños/as chinos en gimnasia rítmica con el sueño, para los entrenadores, de formar futuros talentos, y, para niños y padres, de salir de la pobreza y miseria en que vivían. A pesar de los gritos que recibían, los dolores, se les prohibía quejarse, incluso llorar.
Parece que la educación en China es bastante opresiva. He encontrado una noticia más o menos reciente, del 9 de agosto, que cuenta, como si hubiesen avanzado a pasos de gigante, que las autoridades chinas han cambiado los ejercicios físicos que todas las mañanas realizan los estudiantes, de todas las edades, con el objetivo, dicen, de mejorar la salud de los ciudadanos y combatir la creciente obesidad.
En este sentido, creo que esto se utiliza como pretexto para la disciplina y es indudablemente una forma de control, muy peligrosa porque, como habéis dicho, cuando estos niños crezcan, ¿serán capaces de tomar un camino diferente al que marca el sistema? ¿se revelarán? ¿tendrán capacidad de reflexión? ¿o se decidirán a seguir la marea?
Como conclusión, considero necesario señalar, aunque en realidad ya lo sabéis, que todas estas ideologías están presentes en nuestros deportes, en las clases de la escuela, etc. por lo que tenemos que tener los ojos bien abiertos y como profesionales (tanto como educadores, entrenadores, gestores, …) decidir coherentemente y situarse respecto a un modelo, bien continuar con las prácticas que ya se llevan a cabo o proponer nuevas alternativas.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/09/internacional/1312883932.html

Adrian Navarro ha dit...

L’extremisme capitalista i productiu de Xina supera els límits en àmbits com l’educació. No havia sentit mai parlar sobre l’educació xinesa, tan sols alguna vegada de la quantitat de suïcidis que es produïen entre els més joves.

Aquest problema ve donat per la mentalitat summament perfeccionista i productora del gegant asiàtic. Esta és la gran nació que s’ha convertit en pocs anys en una potència mundial a nivell econòmic. Fins a tal punt arriba el poder de la Xina que fins i tot nosaltres, a les nostres aules, potser tindrem que rebre o impartir classes de xinés.

Ara bé, què és en realitat tot açò? Una farsa ben gran, una estratègia capitalista que pretén enfonsar tot allò improductiu, i fomentar tot allò que genere més capital, siga quin siga el preu que s’haja de pagar, com mostra el sistema educatiu imperant.

En llegir aquesta entrada m’ha dut a la memòria un succés ocorregut durant la cerimònia d’obertura dels Jocs Olímpics celebrats a Beijing el 2008. D’entre la multitud d’actes celebrats dins de la mateixa cerimònia, es va fer ressò en tot el món el cant de la oda olímpica. Us fique en situació: va eixir una xiqueta d’uns huit anys a interpretar aquest cant, davant tot un estadi que esperava ansiós durant quatre anys aquest esdeveniment. La veu angelical, juntament amb la gràcia de la xiqueta, captivaren en aqueix moment el món sencer. Després, el responsable musical de l’acte, va declarar que la xiqueta que va eixir a escena no va pronunciar ni una sola nota; que la vertadera cantant es trobava entre bastidors, ja que el seu físic no acompanyava per a l’ocasió. En paraules textuals del responsable musical: “Va ser seleccionada per la seua bellesa però no va pronunciar nu una nota. Volíem projectar la imatge adequada. Pensàvem que era allò millor per a la nació”.

Veiem per tant, com aquest problema va més enllà de l’educació, i que resideix en el “comunisme” que impera en la societat xinesa. Si dura és la història sobre els Jocs Olimpics de 2008, més dur encara resulta que la perfecció acadèmica siga l’única meta, i es castigue cruelment tots aquells estudiants que arriben a desitjar la mort, i a obtenir-la, per no aconseguir la meta esperada.

http://www.lagaceta.com.ar/nota_beijing/285498/Beijing/Escandalo:_ocultaron_ni%C3%B1a_canto_oda_olimpica_porque_era_fea.html

Vicente Palop Soriano ha dit...

En primer lugar, señalar la idea de que me parece muy bueno y correcto el comentario realizado por mi compañera Beatriz Berdoy. Antes de leer dicho artículo no conocía ningún aspecto referido al tema de la educación en China, por lo que me ha servido en gran medida para documentarme y conocer la situación actual que se vive en China referido a dicho sistema educativo. A partir de ello, por lo que respecta a mi opinión, me parece excesivo el continuo énfasis por parte de los padres hacia el estudio de los niños y su futuro profesional; conllevando al establecimiento de la juventud China como una máquina programada en la que toda la sociedad realiza lo mismo, dando lugar a la “pérdida” de socialización y en casos más extremos incluso el suicido debido a la presión de los estudios.
Para la realización de mi comentario me he documentado acerca del tema y he utilizado el libro Universitario en China. Las universidades que están formando a los futuros líderes del País, realizado por Daniel Méndez Morán y financiado por la Fundación ICO. El cual se basa en el funcionamiento llevado a cabo en la educación universitaria del colectivo de alumnos chinos. Se comenta por otro lado las dificultades y el esfuerzo para conseguir una plaza en universidades de mayor prestigio, la socialización entre los estudiantes, las ideas políticas de los estudiantes, etc.
En él se habla acerca del Gaokao, refiriéndose como el examen más importante del mundo y definiéndolo con una expresión como “un espectacular ejército de miles de soldados y caballos atravesando un pequeño puente de madera”. Debido a ello y a su similitud con el selectivo voy a centrarme en dicho aspecto. Primero, señalar el hecho de que en realidad ambos exámenes poseen diversos aspectos en común, como puede ser sus formas y objetivos, aunque por otro lado la importancia de dicho examen es mucho mayor debido al número de gente y la escasez de universidades de prestigio. Por otro lado, señala la idea de dicho examen posee similitud con los exámenes imperiales, que lo conceptualiza como “En los dos o tres días que duraban estos exámenes se seleccionaba a las personas de todo el país que estaban capacitadas para trabajar en el Gobierno. A pesar de que los ricos contaban con más posibilidades y las mujeres estaban excluidas, era una forma de dar oportunidades a los más pobres y de seleccionar a los funcionarios según sus capacidades”, lo que da lugar en ambos exámenes al fomento de un estado basado en la “meritocracia”. Se señala también experiencias relacionadas con el Gaokao, afirmando la idea de que se establece un excesivo énfasis en todos los aspectos relacionados con ello. Como puede ser la previsión de las condiciones meteorológicas y consejos de especialistas acerca de las dietas equilibradas más adecuadas para su realización y las formas de evitar la menstruación.
Y por último, quiero concluir con un comentario de un padre de uno de los alumnos Chinos que iban a realizar el Gaokao que realizaba la siguiente afirmación: “En tu país seguro que todo el mundo puede ir a la Universidad... en China no, hay demasiada gente”, decía mientras conversaba con otros padres. “Cuando yo era pequeño jugaba al fútbol... ahora los jóvenes ya no juegan, no tienen tiempo. Estudian diez años para estos dos días”. Y también con un vídeo en relación a esta última afirmación y que posee cierta similitud con el vídeo utilizado por mi compañera Bea, el cual recibe el nombre de “Water Brain”

Parte I: http://www.youtube.com/watch?v=gpiI2FPbNIc

Parte II: http://www.youtube.com/watch?v=VKdb7mLYClk

Referencias Bibliográficas:

Méndez, D. Universitario en China. Las universidades que están formando a los futuros líderes del País

Héctor ha dit...

Este artículo me llama especialmente la atención, pues trata sobre un tema cada vez más presente en la educación actual. Además es un tema que tratamos en clase.

A mi este artículo me lleva a pensar directamente en el libro “Con ojos de niño” de Frato, en el cual critíca mediante dibujos muy simples y esquemáticos la escuela clásica desde el punto de vista de un niño, tal y como dice el titular. Además me lleva a pensar en un dibujo en concreto, que consiste en una escuela vista como una fábrica, donde entra todo el mundo, se le mete conocimiento en la cabeza y salen empresarios enchaquetados por un lado y “deshechos” (niños sispendidos) por otro. Me gustó mucho la imagen pues resume este tipo de ideología educativa que ve la escuela como una fábrica, tal y como la ve el estado chino. La imagen se puede ver en mi blog: http://www.hecsomar.blogspot.com/2011_10_01_archive.html

También me recuerda totalmente al vídeo que nos enseñó Pere en clase de Metodología, que habla sobre la educación en EEUU, y parece que vaya en la misma línea que china. El vídeo se puede ver aquí: http://www.youtube.com/watch?v=AZ3JmuaUrxs&feature=youtu.be

Pues, en mi opinión, la educación china expuesta en este artículo, es simplemente la educación de Europa y EEUU llevada al extremo, donde lo único que importa es saber una serie de conocimientos establecidos y tomados como “importantes” por personas que no saben muy bien en qué consisten, un sistema que excluye al que no sabe esos conocimientos aunque sea una estrella en otros saberes que están tomados como “no importantes”.

Educar de este modo hace que los alumnos, al acabar la escolaridad, en la etapa que sea, salgan adoctrinados con unas ideas muy claras en la cabeza, les guste o no, esas ideas consisten en saber que van a ser unos esclavos de su trabajo y en aceptar esa condición de explotación, tomándola como la única ruta viable, pues al haber matado tanto su creatividad, les resultará tremendamente complicado ver más allá de lo que se les presenta, de este modo es fácil que nadie se queje de su forma de vivir, pues al tener poca creatividad se tiene menor visión de las opciones que se tienen para elegir en la vida, desde tipos de trabajos, amistades, ideologías, hasta lugares en los que vivir o visitar. Estas opciones son incontables, y la educación es un factor muy influyente en la reducción de esta visión de posibilidades.
Si este método existe será porque a alguien le beneficia.

Mª Ángeles Muñoz ha dit...

Al leer este artículo me he dado cuenta de la importancia que cobra nuestra propia historia en las clases de EF a la hora de formarnos una opinión sobre lo que consideramos una buena enseñanza como le ocurre al protagonista.
Por ello, es importante preguntarnos a nosotros mismos como futuros docentes: ¿cuál es la verdadera enseñanza de calidad en la Educación Física?

Por lo general, las características predominantes de una sesión de Educación Física están representadas por:

1. Una máxima actividad del alumno.

2. Un firme control de la clase.

Pero si hay niños que salen de una clase de Ed. Física sintiéndose fuera de lugar no la consideraríamos una “buena lección”. Aunque hubiera solo un niño en una clase que se sintiera fuera de lugar deberíamos hacer cambios para remediar la situación. Por lo que, es importante tener en cuenta que poner a los chicos en forma es inútil, si en el proceso de conseguirlo, los niños llegan a odiar el hacer ejercicio.

3. Una detallada planificación de la lección. Pero en contra de ello, la enseñanza eficaz puede ser enjuiciada solamente en términos de las metas que se pone el profesor. El problema de una definición tal es que contempla la eficacia de la enseñanza sólo de una manera técnica.
Por ello, es importante tener en cuenta el currículum oculto, que es lo que se aprende en las lecciones de educación física y no forma parte de los objetivos del programa identificado por el profesor. Teniendo en cuenta que necesitamos buscar calidad en la enseñanza y no eficacia en la misma.
Pues, las metas de la educación física pueden representarse mediante una progresión de estadios de desarrollo que van desde la irresponsabilidad al cuidado por los demás, pasando por el autocontrol.

Por todo lo anterior, un buen perfil de profesor sería aquel que posee la capacidad para convertir la educación física en una experiencia valiosa y divertida para todos los chicos de sus clases. Esto no quiere decir que tenga todas las respuestas para lo que es enseñanza de calidad, pero en muchos sentidos se halla bastante adelantado.

Bibliografía:
Tinning (1992) “Eficacia y calidad de la enseñanza”