dilluns, 14 de novembre de 2011

Reconocimiento profesional, ¡ya!

Por Joan Gandía Sanchis,
estudiante de Metodología de la enseñanza de la AF y el Deporte

“El Consell de la Generalitat presentará a Les Corts un proyecto de ley de regulación de las profesiones del deporte y la actividad física en la Comunitat Valenciana”. Con esta disposición adicional 2ª de la Ley del Deporte de la CV 2/2011 de 22 de marzo, el Consell Valencià de l´Esport anuncia, sin fecha determinada, una necesidad fundamental para el adecuado desarrollo físico-deportiva de nuestra comunidad; pero hasta entonces, ¿Quién es quién en el ámbito deportivo de la Comunidad Valenciana?, ¿Qué y quién debe hacer qué?, ¿Para qué sirve mi titulación?, ¿Cuáles son mis derechos y obligaciones?

Hasta Julio de 2007, “las diferentes legislaciones que han aparecido en las Comunidades Autónomas, en relación con el deporte, han supuesto un jarro de agua fría por su indeterminación y falta de profesionalidad para solucionar los grandes problemas que tiene hoy el profesional de la actividad física...Ni la ley del deporte estatal ni las leyes de las comunidades autónomas, ni en ninguno de sus reglamentos de desarrollo, se han preocupado por racionalizar este sector” (Campos Povill) (1).

Pues bien, tras el borrador de anteproyecto de ley publicado por el CSD en marzo de 2007 (2), en enero de 2009 entró en vigor en Cataluña la Ley 3/2008 de 23 de abril, del ejercicio de las profesiones del deporte. Esta ley, pionera en España, ha supuesto un punto de inflexión en la valoración de los profesionales de la actividad física y el deporte cuyo objetivo es “regular los aspectos esenciales del ejercicio de determinadas profesiones del deporte, reconocer expresamente cuáles son estas profesiones, asignarles las competencias asociadas, especificar las titulaciones o las acreditaciones, determinar las titulaciones necesarias para ejercerlas y atribuir a cada profesión el ámbito funcional específico que le corresponde” (3). Es decir, se reconoce el trabajo de los profesionales de las actividades físico-deportivas y se categorizan profesionalmente como profesores de educación física, animador/a o monitor/a deportivo profesional, entrenador/a profesional y director deportivo.

La ley, no sólo reconoce derechos, sino también, como no podía ser de otra forma, exige a los profesionales unos principios y unos deberes en su desarrollo profesional tal y como se apunta en su artículo noveno. Asimismo, se establecen infracciones para todo aquel que ejerza las profesiones reguladas en la ley sin la titulación exigida. En cuanto a los profesionales, también supone una infracción el hecho de no estar inscrito en el registro oficial de profesionales del deporte de Cataluña creado para tal efecto, la no colegiación en caso de ser obligatoria, o la no contratación del preceptivo seguro.

Ante esta situación, nos encontramos con la necesidad de reclamar una regulación, ya sea estatal o autonómica, que garantice el ejercicio de los profesionales de la actividad física y del deporte utilizando como antecedentes el borrador del anteproyecto de ley del CSD y la ley catalana que regula estas profesiones. Esta legislación supondría no sólo un reconocimiento del trabajo de los profesionales del deporte, sino también, un primer paso para la mejora de la calidad de los servicios deportivos que se ofrecen a los ciudadanos. La salud o los valores deportivos asociados al deporte, serían algunos de los aspectos que sin duda podrían mejorarse con el desarrollo de esta ley. Eso sí, la ley no tendrá significación si los profesionales no somos capaces de hacerla efectiva demostrando su necesidad, para ello, deberemos desarrollar nuestra la labor como auténticos profesionales.

________________________________________

MANIFIESTO SOBRE LA NECESARIA REGULACIÓN PROFESIONAL (4):

- QUE ANTE LA NECESIDAD DE SERVIR AL INTERÉS PÚBLICO GENERAL, LAS “PROFESIONES DEL DEPORTE” SE INCORPOREN COMO PROFESIONES COLEGIADAS EN LA FUTURA LEY DE SERVICIOS PROFESIONALES

- QUE EL ACCESO Y EJERCICIO DE LAS PROFESIONES PROPIAS DEL DEPORTE SE REALICE CON LA ADECUADA EXIGENCIA EN LAS COMPETENCIAS DE LOS PROFESIONALES

_____________

(1) COLEF-CAFECV (2007). Anteproyecto de ley sobre la ordenación de determinadas profesiones del deporte.
(2) MEC – CSD (2007). Borrador Anteproyecto de Ley para la ordenación del ejercicio profesional de la actividad física y del deporte.
(3) Artículo 1 - Ley 3/2008 de 23 de abril, del ejercicio de las profesiones del deporte (Cataluña).(4) Consejo General de los Ilustres Colegios Oficiales de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de España (2010) Manifiesto sobre la regulación profesional.
_____________

ENLACES:
- Ley Catalana 3/2008 de 23 de abril, del ejercicio de las profesiones del deporte.
- Manifiesto sobre la regulación profesional.
- Ley 2/2011, de 22 de marzo, de la Generalitat, del Deporte y la Actividad Física de la Comunitat Valenciana.

21 comentaris:

Pedro Valor ha dit...

Creo que Joan Gandía tiene razón. Es hora ya que nos reconozcan nuestro trabajo y esfuerzo. Es necesario que a nosotros los profesionales del deporte se nos reconozca legalmente como profesionales que somos. Que no cualquiera puede entrenar ni dar clase de Educación Física como nosotros hemos estudiado y hemos sido formados en ello para hacerlo de la mejor manera y lo más profesional posible.
Por eso es bueno y necesario que creen leyes para que nuestro esfuerzo sirva de algo y que los que estén dando clases de Educación Física sean profesionales de esto y no profesores de Geografía e Historia.
Necesitamos reclamar esta regulación.
Me gustaría recalcar la ultima frase que ha expuesto Joan Gandía, compañero mio: " Eso sí, la ley no tendrá significación si los profesionales no somos capaces de hacerla efectiva demostrando su necesidad, para ello, deberemos desarrollar nuestra la labor como auténticos profesionales".
Pedro Valor.
Alumno de Metodología de la enseñanza de AF y Deporte.

Jesús Lozano ha dit...

Esta ley, si se lleva a cabo y espero que así sea, sin duda será un gran paso para la educación física en este país.
La educación física es una de las asignaturas de colegio/instituto que menos se toma en serio, pero sin embargo es tan importante como cualquier otra.
Un cursillo de educación física y deporte no puede ser suficiente para ejercer de profesor, entrenador, etc. Es como si una persona que ha hecho un cursillo en primeros auxilios empieza a trabajar como médico en un hospital, es absurdo. Gracias a esto, ahora la gran mayoría de padres y niños piensan que una clase de educación física es jugar a fútbol o correr unas cuantas vueltas al patio, que en un equipo de fútbol alevín hay que trabajar la técnica hasta que salga perfecta. Y ya no hablo de los gimnasios, porque me parece increíble que no salga más gente lesionada de esos lugares.
Ser profesional significa tener los conocimientos apropiados para un trabajo y para ello hay que tener una titulación universitaria. Que unos cursos de mes y medio no quiten trabajo a profesionales que han pasado 4, 5 o más años estudiando para ello, con los profesores más cualificados.

Igor ha dit...

Sin duda es una vergüenza que hoy día en un sistema tan burocratizado y lleno de leyes, normas, etc. en el que está regulado hasta el más mínimo detalle, un tema tan importante para los ciudadanos como es la cultura física sea un tema sin importancia.

Del mismo modo que cualquiera no puede diseñar un edificio o trabajar en un laboratorio, no deberíamos permitir que cualquiera ocupe un puesto de los nombrados en el artículo desde monitores hasta directores pasando por educadores deportivos.

Como se a dicho en otro comentario la percepción de la gente de lo que es la educación física por desgracia sigue siendo la de correr por el patio del colegio. La gente no se para a analizar la palabra "educación física" en su totalidad, se quedan en lo de "física", y en una versión muy anticuada la verdad.
La gente obvia el termino "educación" que realmente es lo que significa la asignatura, educar. Y no solo educar a cómo desarrollar unos hábitos deportivos saludables si no que se trata en algo más, en educar en valores, en respeto tanto a la normas como a los compañeros, en compañerismo... ¡Las clases de educación física son mucho más que correr o jugar a fútbol! Y por lo tanto, cualquiera no es capaz de transmitir todas estas cosas y hacer que sean significativas para aquellos a quien las transmite.

Regular la ley de las profesiones del deporte puede ser un paso adelante para que la gente empiece a comprender qué es la educación física y que para su buen desarrollo lo necesarios que son unos profesionales cualificados. Por lo tanto por nuestra parte debemos intentar que esto sea así. Como estudiante de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte que soy exijo que las profesiones deportivas sean ocupados por profesionales del deporte, y os animo a que cuando veáis que esto no se cumple, lo denunciéis y que exijáis lo que por derecho nos corresponde. Pienso que es lo justo.

Faustino Ariño ha dit...

Por aportar mi granito de arena, para apoyar vuestras opiniones, me gustaría decir que nosotros somos los encargados de cambiar la idea de Gimnasia en la escuela, como ha existido hasta ahora, por Educación Física que es lo que tratamos de enseñar nosotros como profesionales de la Educación Física y del Deporte.
Para ello se nos forma con los mejores profesionales de la materia dentro de una carrera de cuatro años, para ser los mejores dentro de nuestro campo, para ofrecer conocimientos útiles e importantes. Debemos demostrar con nuestra formación que no todo aquel que sabe jugar al fútbol es capaz de dar una clase de educación física, pero es nuestra obligación demostrar y defender esta idea, siguiendo métodos actualizados y adecuados para cada situación didáctica, demostrando que la educación física dentro de la educación española es un apartado importante y necesario para la buena formación de generaciones futuras.
Es nuestra obligación demostrar que somos personas cualificadas como cualquier otro profesional de otra materia, al igual que un médico no deja de estudiar durante toda su vida, nosotros debemos continuar nuestra formación de manera que cada día estemos más capacitados para impartir una clase, mejorar la salud de las personas, socializar a grupos que lo necesitan, como entrenar a profesionales de un deporte.
En cuanto a la ley está claro que es el primer paso que se debería dar a nivel burocrático nacional para que se nos respetara como los profesionales que intento haceros ver que somos.
Remarcar que el sector de la Educación Física y el Deporte actualmente es uno de los que más crece, esto sin una buena regulación de los profesionales que imparten los conocimientos puede llegar a ser peligroso, ya que estamos hablando de un sector que afecta a la educación de los más pequeños, la salud de los más mayores y la formación saludable de los deportistas que cada día más están presentes en nuestra sociedad.

María Ferrer ha dit...

Los cambios acaecidos en la sociedad actual han traído consigo nuevas necesidades y demandas por parte de la población. Han surgido así nuevas profesiones que por no estar reguladas con anterioridad ha podido ejercer cualquiera,es lo que ocurre con las profesiones del deporte.

Hoy en día cualquier persona con un poco de formación y/o buena voluntad puede trabajar como entrenador, animador, monitor o cualquier otra actividad relacionada con el ámbito deportivo.

Como en otras muchas profesiones,la sociedad ha avanzado más deprisa que los legisladores.
Urge por tanto,que en la Comunidad Valenciana se apruebe una ley que, tome el testigo de la disposición adicional 2ª de la Ley 2/2011,de 22 de marzo,de la Generalidad,del deporte de la actividad física y el deporte de la Comunidad Valenciana,regule de una vez por todas las titulaciones, competencias, capacidades,etc. de las distintas profesiones de la actividad física y el deporte.

En mi opinión,no estaría de más que se tomara como modelo la Ley 3/2008,de 23 de abril, del ejercicio de las profesiones del deporte de Cataluña.
En resumen estoy completamente de acuerdo con todo lo expuesto por Joan Gandia.

alberto ha dit...

En primer lugar, me gustaría felicitar a mi compañero Joan Gandía por la labor y preocupación que ha tenido al investigar este tema que tanto nos incumbe. ¿A qué estamos esperando? Tal y como el compañero ilustra en el título, es necesario un “Reconocimiento profesional, ¡ya!”.

La Educación Física en nuestro país (y no gimnasia como se suelen referir a ella vulgarmente), está muy infravalorada, y paralelamente a ello, la profesión de Educación Física en los centros educativos. Solo tenemos que salir a la calle y preguntar a ver qué opina la gente. Curiosamente, explicando a un vecino del pueblo la carrera que estamos estudiando, su respuesta fue “¿eso que es para dar clases de aeróbic a las abuelas?” El pobre hombre, tal y como en nuestra sociedad ocurre, no ve la necesidad de que haya que estudiar una carrera de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. La ignorancia continúa predominando, pero algún día con esfuerzo y dedicación avanzaremos…

Otro ejemplo de lo infravalorados que estamos es el de un familiar mío. Al enterarse de que iba a estudiar esta carrera, su primera impresión fue: “este se coge lo más fácil donde solo hay que correr, jugar al fútbol y contra menos faena hagan mejor”. No les diré las sensaciones que se pasaron por mi cabeza porque no son aptas de escribirlas aquí. Así podría seguir escribiendo y escribiendo, enumerando situaciones en las que he sufrido la ignorancia de multitud de personas. Pero no nos alarmemos, que todos no estamos tan “poco informados”, por llamarlo de una manera…

Por todo lo anterior, y siguiendo la idea plasmada por mis compañeros, necesitamos avanzar, progresar, necesitamos una ley como la que en enero de 2009 entró en vigor en Cataluña (Ley 3/2008 de 23 de abril, del ejercicio de las profesiones del deporte).

En un futuro muy próximo seremos profesionales de la actividad físico-deportiva, por lo tanto necesitaremos una ley o regulación que nos ampare. Pues como bien ha explicado mi compañero Igor, no todos estamos cualificados para transmitir unos conocimientos. Porque de lo contrario, ¿de qué habrá servido nuestro esfuerzo al estudiar esta carrera?

Para concluir, me gustaría destacar las palabras con las que Joan Gandía ha finalizado su escrito donde textualmente expresa: “la ley no tendrá significación si los profesionales no somos capaces de hacerla efectiva demostrando su necesidad, para ello, deberemos desarrollar nuestra labor como auténticos profesionales”. Ahora bien, en cuanto a mi reflexión final os diré, compañeros y compañeras, seamos realmente competentes y luchemos por nuestros derechos para conseguir los propósitos que nos planteemos. Demostremos nuestra distinción frente a cualquier monitor de actividad física, para que la ley por la que lidiamos cobre significado, y cerremos esas habladurías ignorantes que creen saber más de lo que saben…

carles ordiñana ha dit...

Espere que aquest post siga llegit per la majoria de gent possible.
No conec a Joan Gandía però donar-te la enhorabona i les gràcies per aquesta publicació.

És una vergonya que no es tinga en consideració els coneixements adquirits per part del licenciat/graduat de ciències en l'activitat física i l'esport.
NO sé perquè es pensa que les nostres tasques poden ser dutes a terme per gent amb tituls de 4 dies.
Jo vaig assitir junt a altres estudiants de la facultat a Madrid a reivindicar una regulació laboral. En resum, vos puc dir que don Albert Soler (director general d'esports de l'estat) ens va vendre que aplicaría una regulació laboral a nivell estatal i encara estem esperant.
Però el pitjor de tot és que si aquesta regulació es possara en pràctica nosaltres no tenim res a fer ja que primer necessitem una regulació a nivell autonòmic. És per açò que hi ha que reivindicar el que és just: una regulació laboral de la nostra carrera.
Espere que aquest post siga el inici i que no es deixe de costat ja que quan acabeu es trobareu que tots no podem ser mestres d'educació física. I tindreu la sensació que aquests anys de carrera NO han servit per a res.

Joan sóc estudiant de la primera promoció de grau en línea en valencià. Si tú o qui siga es decideix a moure fitxa ací estic.

Alba Conejero Azorín ha dit...

“Garantía de la práctica del deporte y la actividad física en adecuadas condiciones de seguridad y salud, dentro del respeto y la protección medioambiental de los espacios” (LEY 2/2011, de 22 de marzo, de la Generalitat, del Deporte y la Actividad Física de la Comunitat Valenciana).

“Evitar las repercusiones negativas que sobre la misma puede tener un ejercicio no adecuado de las diversas actividades físicas y deportivas, especialmente en aquellos deportes cuyo ejercicio conlleva un riesgo muchas veces no pequeño” (artículo 43.3 de la Constitución Española).

“Concepción de la educación como un aprendizaje permanente, que se desarrolla a lo largo de toda la vida.”
“Consideración de la función docente como factor esencial de la calidad de la educación, el reconocimiento social del profesorado y el apoyo a su tarea.”

“Desarrollo de la capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje, confiar en sus aptitudes y conocimientos, así como para desarrollar la creatividad, la iniciativa personal y el espíritu emprendedor.” (LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.)

Con estos ejemplos podemos observar el interés que pone el Estado en el ámbito legislativo por fomentar el deporte y la práctica deportiva en unas buenas condiciones en lo que repercute a la seguridad, a la salud, a la educación, AL EDUCADOR COMO FACTOR ESENCIAL, a la formación de los alumnos, etc…

Pero, ¿existe realmente seguridad en las prácticas deportivas dirigidas? ¿Realmente se educa al alumno para ampliar sus conocimientos y abrir su mente para dar paso a la creatividad? ¿Se escoge al profesor adecuado para desempeñar las funciones que requiere la actividad/asignatura correspondiente? ¿Está capacitado para ello y, por lo tanto, reconocido profesionalmente?

Todo esto es una cadena donde los problemas se enlazan desembocando en lo que podríamos llamar un caos educativo. Si no se contratan personas tituladas capacitadas para realizar una serie de funciones, éstas no transmitirán a sus alumnos aquello que deberían aprender, no habrá una total seguridad de que se está haciendo lo correcto, se dará una situación de descontrol y desprotección y sobre todo, no habrá educación, un término muy significativo que puede englobar todo lo larga que pueda ser nuestra vida y que, dependiendo de ella (nuestra educación) encaminaremos nuestra vida a aquello que queramos ser, por ello quiero destacar la figura del docente que según la LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Educación “es un factor esencial de la calidad de la educación”.

Luchemos por una buena educación y demos un voto de confianza a aquellas leyes como la” Ley Catalana del ejercicio de las profesiones del deporte” para que se reconozcan las profesiones del deporte y se atribuyan a cada profesión el ámbito funcional específico que le corresponde.

“El sector del deporte es, hasta hoy, uno de los mercados profesionales más abiertos y susceptibles de permitir el ejercicio a todo tipo de personas y que se caracteriza por constituir una importante economía sumergida.” (Manifiesto sobre la regulación profesional). APROVECHÉMOSLO, PERO SEAMOS CONSCIENTES.

Toni Belda Martínez ha dit...

En primer lloc, vaig a donar-li les gràcies a Joan perquè l'artícle està molt ben aconseguit. He de dir que m'he llegit l'Avantprojecte de llei sobre l'ordenació de determinades professions de l'esport, l'Esborrador Avantprojecte de Llei per a l'ordenació de l'exercici professional de l'activitat física i de l'esport i també la llei 2/2011, de 22 de març, de la Generalitat, de l'Esport i l'Activitat Física de la Comunitat Valenciana. D'açí la meua tardança a agrair, una vegada més, i comentar l'article ja que igual com altres col·lectius, el col·lectiu d'Activitat Física i esport, es mereix una regulació acorde a l'àmbit en què treballem, ja que tractem amb persones i no amb objectes o animals.

Hi ha una gran part de "subjectes" que no els importa jugar amb la salut de les persones a canvi d'una mica de diners, perquè damunt està mal pagat. Encara així aquesta gent, tampoc crec que siga el problema, sinó que tenen per damunt caps que únicament pensen també en els diners i no en el servei que van a proporcionar. Ací pot estar el veritable problema, que unit al fet que no hi ha una regulació concreta en cap àmbit, són els causants que el sector de l'Activitat Física i l'esport estiga falt d'un marc jurídic que ho empare i elimine les diferències.

Per això a manera de moció, instaria a tots els Llicenciats i Graduats en Ciències de l'Activitat Física i de l'Esport al fet que llegeixin l'article, els avantprojectes de llei, els esborranys d'avantprojectes i per descomptat la llei 2/2011, de 22 de març, de la Generalitat. Ja que aquesta és la que ens afecta directament a nosaltres i façen la màxima difusió perquè se'ns reconega el que ens pertany.

-----------------------------------------

En primer lugar, he de dar las gracias a Joan porqué el artículo está muy bien conseguido. He de decir que me he leído el Anteproyecto de ley sobre la ordenación de determinadas profesiones del deporte, el Borrador Anteproyecto de Ley para la ordenación del ejercicio profesional de la actividad física y del deporte y también la ley 2/2011, de 22 de marzo, de la Generalitat, del Deporte y la Actividad Física de la Comunitat Valenciana. De ahí mi tardanza en agradecer, una vez más, y comentar el artículo ya que igual como otros colectivos, el colectivo de Actividad Física y deporte, se merece una regulación acorde al ámbito en que trabajamos, ya que tratamos con personas y no con objetos o animales.

Hay una gran parte de "sujetos" que no les importa jugar con la salud de las personas a cambio de un poco de dinero, porqué encima está mal pagado. Aún así esta gente, tampoco creo que sea el problema, sino que tienen por encima jefes que únicamente piensan también en el dinero y no en el servicio que van a proporcionar. Aquí puede estar el verdadero problema, que unido a que no hay una regulación concreta en ningún ámbito, son los causantes de que el sector de la Actividad Física y el deporte carezca de un marco jurídico que lo ampare y elimine las diferencias.

Por eso a modo de moción, instaría a todos los Licenciados y Graduados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte a que lean el artículo, los anteproyectos de ley, los borradores de anteproyectos y por supuesto la ley 2/2011, de 22 de marzo, de la Generalitat. Ya que esta es la que nos afecta directamente a nosotros y hagan la máxima difusión para que se nos reconozca lo que nos pertenece.

Lidia Pla ha dit...

Al igual que todos los demás que han comentado el post de Joan Gandía pienso que está en lo cierto, creo que es fundamental la regulación de las profesiones del deporte, todos y cada uno de los monitores, entrenadores, animadores, etc. deben tener sus titulaciones.

Es cierto que hoy en día todavía existen gimnasios deportivos donde los monitores no son titulados y el cliente desconoce esta información, sin embargo la gran mayoría de estas personas dejan en las manos de su monitor su salud y piden consejo de unos buenos hábitos a éste, en ocasiones el monitor puede ayudarle pero supongo que en ocasiones no, desconocerá el tema por su falta de profesionalidad.

Desde mi experiencia profesional tengo que contaros que he trabajado en muchas ocasiones sin titulación y ahora que la tengo estoy más convencida de la necesidad de ésta. Intentas dar al cliente lo mejor de ti, pero la voluntad no es suficiente, se necesitan unos conocimientos teóricos- prácticos desde un punto de vista profesional cualificado.

Me gustaría criticar el punto de vista de Jesús Lozano que dice: “Ser profesional significa tener los conocimientos apropiados para un trabajo y para ello hay que tener una titulación universitaria. Que unos cursos de mes y medio no quiten trabajo a profesionales que han pasado 4, 5 o más años estudiando para ello, con los profesores más cualificados”.

Jesús desde mi punto de vista creo no estás totalmente en lo cierto, soy monitora de actividades deportivas en gimnasios y te aseguro que en la universidad no te van a ofrecer los conocimientos necesarios para realizar una clase de aeróbic, step, spininning, etc. y no debes desprestigiar esas titulaciones que no son universitarias. Es cierto que en el mercado hay muchas academias deportivas que ponen al alcance estos títulos, pero como buen profesional debes de informarte bien para decantarte por la mejor a la hora de sacarte la titulación, ya que unas son mejores que otras. De primera mano te puedo decir que la formación que me ofrecieron de anatomía en una de estas academias fue sin duda mil veces mejor que la que me ofrecieron en primero de grado de Ciencias del Deporte y Actividad Física. Con esto no quiero desprestigiar a la universidad, tan solo quiero decir que porque tengas una carrera no quiere decir que eres mejor que alguien que no la tiene porque hay academias que están ofreciendo unos buenos conocimientos. También es verdad que ese curso no duró un mes y medio como dices tú.

De todos modos, lo que es muy importante como bien dice Joan es ser buenos profesionales y saber lo que se hace. Nuestra profesión requiere un continuo reciclaje y para ello hay que formarse e informarse.

Vicent Sanjuán ha dit...

Primerament felicitar al Company de facultat per expressar el més evident que tenim al col•legis. La nostra professió esta molt mal tractada, ja que ni estem regulats, ni considerats com a professionals d’una matèria que es igual o més important que altres(pot ser per la gran afinitat que tinc a este àmbit) però per pròpia experiència i com diuen molts companys també depèn dels professional que la donen. Per posar un exemple, el professor que tenia de “gimnasia”(com dia ell), no era titulat en ciències de l’activitat física, era llicenciat en psicologia, que penseu que m’aportava a mi aquest professor? Exacte...res de res! Encara va tindre sort que a mi m’agradava tot l’enfocat al esport, doncs “tira que te va”...però conec gent que l’avorrí!...després passi al institut i em passa el mateix, el professor es un home major que jugava molt be al futbol i per a que a l’escola pública no el tiraren, es va traure uns cursets!!!jajajaja...em ric per no plorar!...sols per estes coses en donen motivació per a intentar ser docent i que els propers alumnes puguen tindre un professor que els aporta totes les variables(o les que ens deixen) que ens aporta la nostra assignatura “educació física” o almenys que puguen disfrutar de d’un professional titulat i que puga ser inspirador per als xavals a que fa sen Activitat física o algun esport.
Per últim dir que tenim que ajuntar-nos i fer força per a que se’ns reconega la nostra professionalitat a tots els nivells i a poder ser que tota la gent que no esta titulada no prenga en pèl a ningú y estiga disfrutan d’una assignatura que professionals ho donarien amb més ganes i professionalitat, però com sempre tot açò es te que fer des de el mes alt i no crec que tinguen molta pressa (com ha dit el meu company Carles) de realitzar la llei, ja portem 2 anys esperant-la i crec que encara ens quedarà i a més al País Valencià on les coses cada vegada estan pitjors!

Daniel Alambiaga Marín ha dit...

Considero que es de vital importancia, que se regule por ley la profesión del deporte y la actividad física, donde se ponga de manifiesto los deberes y las obligaciones de los profesionales de impartir estas actividades.

También es importante que profesionales que realmente estén preparados sean las encargadas de trabajar con las personas que quieren hacer deporte en gimnasios, polideportivos…

El deporte y la salud van tan íntimamente ligados que tienen que ser los profesionales quienes sean los encargados de dirigir estas actividades y no que se pueda acceder con cualquier mero cursillo.

Es importante una ley que ponga a cada profesional en el lugar que tiene que ocupar. Esto redundará en una mejora tanto para los usuarios, que estarán en manos de personas con mayor cualificación, como para los profesionales que seguramente verán mejorada sus posibilidades de adquirir un puesto de trabajo con mayor cualificación.

Sirva de ejemplo muchos gimnasios repletos de gente que buscan a través del deporte mejorar la salud, muchas veces se ponen en manos de personas que han accedido ahí a través de un curso de tres meses a las que le falta mucha formación básica.

Daniel Alambiaga Marín.

Maria Almonacid ha dit...

Es importante el tener una titulación, pero más importante es que los centros deportivos o academias te requieran el tener estas titulaciones para poder desempeñar el trabajo. Haciendo referencia a mi compañera Lidia pienso que es importante tener una titulación pero no tiene porque ser universitaria ya que muchos de nosotros no sabríamos llevar de manera adecuada por ejemplo una clase de spinnng, pilates...etc.
Muchas personas con estas titulaciones se conforman con solo lo aprendido en estos cursos y otros en cambio siguen leyendo, comparando, preguntando...etc. Aquí esta la cuestión tanto los que se sacan cursos de mes y medio como los que tienen carreras universitarias todos han de seguir creciendo profesionalmente para poder ser realmente profesionales y no estancarse en lo que te dan en las titulaciones.
Con esto no quiero decir que no haya que regular nuestra profesión, es más debe ser regulada pues también tenemos derecho como cada una de las titulaciones a tener nuestro lugar.

Dídac D. ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Dídac D. ha dit...

M’ha paregunt un article molt interessant, ja que aquesta és una de les problemàtiques actuals que tenen els llicenciats d’aquest (el nostre) àmbit. Per a un treball de l’assignautra de qualitat de vida, vaig haver de buscar informació sobre la situació actual dels titulats en aquests últims anys al País Valencià.

Últimament, s’han estat analitzant quins tipus de treballs s’estàn realitzant en alguna de les branques de l’educació física segons el tipus de titulat que siga. L’interés social de l’activitat física i l’esport degut als seus beneficis respecte a la salut, educació, economía, … son evidents, pero si l’activitat física i l’eport no està guiada, dissenyada i planificada per una persona titulada en activitat física, els beneficis es poden convertir en perjudicials, suposant un risc per a la salut. D’ahí la importància de l’ordenació i regulació dels diversos titols relacionats amb l’activitat física per a que es puguen garantir la qualitat dels serveis ofertats.

La realitat es que ens trobem front a una situació irregular, on no hi ha una regulació oficial de les funcions que deuria desenvolupar cada tipus de titulat en educació física. Excepte en el sistema educatiu, on la LOGSE estableix els requisits per a l’accés al món laboral de docents d’educació primària i secundària. Pero, per altra banda, no existeix ninguna altra regulació que delimite l’exercici professional dels diferents titulats en els camps de la gestió pública i privada o determinades funcions de l’entrenament esportiu com poden ser la preparació física i l’activitat física per a la salut.

En un estudi realitzat a l’any 2007 en el País Valencià (desenvolupat per Mestre, Pablos y Campos Izquierdo), es demostra que el 40,6% de les persones que treballen en funcions d’activitat física i esport en instalacions esportives, no tenen cap de les diferents titulacions esportives reglamentades (considerant inclós als que tenen formació federativa d’entrenadors o monitors en algun esport com a titulacions esportives oficials). Mentre que solament el 59,4% de les eprsones que treballen en funcions d’ctivitat física i esport en el País Valencià son titulades en alguna de les diferents titulacions oficials existents.

Com bé s’afirma a les conclusions de l’estudi que he citat anteriorment, per solucionar aquest problema serà necessari millorar la legislació actual, on s’estipule que els distints agents que treballen en aquest àmbit, complisquen uns requisits mínims de titulació. D’aquesta manera es garanteix una jerarquia coherent on les funcions superiors estiguen exercides pels titulats de major qualificació i on també tinguen el seu espai tots i cadascun dels titulats en algun àmbit de l’educació física (monitors/es de classes d’spinning, TAFAD’s, etc.), sempre garantint que les condicions laborals siguen les més adequades possibles.

Bibliografia consultada:

Sánchez, A. & Rebollo, S. (2000). Situación del mercado laboral actual en el ámbito de la Actividad Física y Deportiva. Motricidad: revista de ciencias de la actividad física y del deporte, 6, 141-154

Campos, A., Mestre, J., Pablos, C. (2007). Las titulaciones de los recursos humanos de actividad física y deporte en las instalaciones deportivas de la Comunidad Valenciana. Revista digital www.efdeportes.com, 106 (11).

Jesús Lozano ha dit...

Quisiera explicar, con respecto al comentario de Lidia Pla, que mi intención no era faltarle al respeto a nadie ni creerme superior ni nada por el estilo. Sólo quería decir que en este campo hay mucho intrusismo laboral y necesitamos que se asegure el trabajo a las personas que estan cualificadas de verdad. Tienes razón en que no sólo las universidades pueden ofrecer ese conocimiento.
Lo siento si he ofendido a alguien, intentaré expresarme mejor la próxima vez.

Toni Muñoz ha dit...

Primero que nada agradecer a Joan por la información que nos ha facilitado que afecta particularmente a todos los estudiantes de FCAFE y en general a todos los que practican algún deporte.

Me sumo a la indignación de alguno de mis compañeros respecto a que todavía no se nos reconozca de forma oficial en muchos ámbitos de la actividad física pero me gustaría lanzar una pregunta. ¿¿no tendrá parte de culpa el sistema educativo?? Quiero decir con esto lo siguiente: el 80% de las asignaturas de grado que he cursado en estos 3 años que llevo en la facultad tienen una perspectiva puramente docente, es decir, son muy pocas las asignaturas orientadas hacia el entrenamiento, la condición física y ni hablar del alto rendimiento…por lo tanto el propio sistema ya nos cataloga como futuros docentes en centros escolares o institutos y nos limita claramente la salida profesional de entrenadores especializados en cualquier actividad. Me gustaría aclarar que es una opinión totalmente personal y que desde mi punto de vista podría ser uno de los motivos por los que en los tiempos que estamos todavía no se nos contemple como profesionales del movimiento (como decía una profesora de 1º) y sigamos sufriendo un intrusismo laboral que, cualificados o no, ocupan puestos de trabajo a los que deberíamos optar los licenciados/graduados en ciencias de la actividad física y deporte.

Aramis ha dit...

Sin duda, creo que es una de las publicaciones más importantes que se han hecho en esta Revista, principalmente porque es nuestro futuro el que está en juego y que por desgracia muchos desconocen. Felicito a mi compañero Joan por acercarnos esta información tan importante.
Esta regulación de los profesionales de la actividad física y del deporte es tremendamente necesaria y más a día de hoy donde encontrar empleo es realmente complicado. Existen muchos trabajos donde cualquier persona sin una titulación específica como nuestra carrera puede trabajar. Estos trabajos debemos reclamarlos para que estén únicamente a nuestro alcance que somos los que más años estudiados tenemos. De todas formas, es cierto que también existen ciertos empleos muy concretos que con una formación básica en alguna academia pueden realizarse sin ningún problema (como han dicho en comentarios anteriores). Por ello, es necesaria una regulación. Para esta regulación se deben estudiar los diferentes empleos para requerir, por ley, a un titulado universitario donde realmente se le necesite. Debemos despertar y hacer llegar este problema a todos los estudiantes de FCAFE porque si no, no se enteran hasta que terminan la carrera y descubren los problemas de nuestro mercado de trabajo.
Tenemos que levantar la voz, y si tenemos alguna duda de si es posible, ya está Cataluña con una ley que lo regula. Solo nos queda seguir su ejemplo, pero ya.

José Vicente García Pérez

Hector Dasi ha dit...

Nuestro compañero Joan Gandía ha elaborado un post muy importante en el que se están expresando muchas muestras de interés. Nuestro futuro profesional se está legislando en este momento. Éste es un tiempo de crisis en el mercado laboral y por ello muchos compañeros de Universidad muestran sus inquietudes por las oportunidades que les brinda la titulación de nuestra carrera. De momento solo sabemos que al terminarla no seremos nada, no podremos ni tan siquiera ser monitores o socorristas a diferencia de nuestros compañeros que han cursado el TAFAD. Así que al terminar el grado debemos matricularnos en un máster que tiene unos créditos de coste superior. Y después de terminar todo este largo camino espero que esta disposición adicional 2ª de la Ley del Deporte de la CV 2/2011 de 22 de marzo nos facilite a los que estamos estudiando en estos momentos mirar al futuro con optimismo. Al final lo único que queremos los universitarios españoles es que se primen más a los que han empleado más tiempo en mejorar su currículo, renunciando así a una vida laboral, antes que los que no han superado estas fases impuestas por el estado. Es decir una persona con unos estudios de una titulación x más alta no se merece cobrar lo mismo que una con una titulación x inferior. Pero no nos equivoquemos esto no es solo problema del ámbito deportivo, es un problema de la educación universitaria en general. Antes ser titulado en una carrera universitaria tenía muchos más prestigio en el mundo laboral, ahora hay muchos jóvenes con carrera que no tienen un trabajo remunerado conforme a sus estudios.
Por otra parte me parece bien que se legisle sobre estos temas, pero me parece también que llega tarde, estamos en 2011 y estos asuntos tendrían que estar ya solucionados. Tampoco es normal que cada comunidad autónoma vaya por su cuenta, es un problema estatal, y no puede quedarse nadie atrás.

Paco Salvador ha dit...

Este comentario ha sido realizado por José Alberto Micó, que me ha dicho que tiene problemas para comentar en este Blog:


En primer lugar, mostrar mi apoyo a mis compañeros por su opinión en los anteriores escritos acerca del artículo escrito por Joan. Así, también felicitarlo por el tema que ha escogido, ya que nos interesa y nos influye directamente como futuros profesionales de la actividad física y del deporte.
Por otro lado, criticar la ley que ahora mismo está “funcionando” en regiones donde los sencillamente monitores de un cursillo están ocupando puestos de trabajo de profesionales de la actividad física y del deporte. Por este motivo se debe actuar como dice Joan, ¡Ya!, para que se produzca cuanto antes una mejora de la ley para los profesionales de la actividad física y del deporte.
Además, no sólo estamos perjudicados en la ley, sino también, como dice Alberto, existe una muy mala imagen social de la Educación Física y con ella todos nosotros y los profesionales de la misma.
Por todo ello, debemos por todos los medios apoyar y mostrar nuestro agrado por la Ley 3/2008 de 23 de abril, del ejercicio de los profesionales del deporte en Cataluña, para que tengamos un reconocimiento legal que nos sobreponga a cualquier monitor o persona que ocupe un cargo que debería ocupar un profesional de la actividad física y del deporte. Para ello no basta con decirlo, cada uno de nosotros debe demostrar que estamos preparados y formados en todos los ámbitos para poder ocupar el cargo, y en definitiva, para que no se nos pueda cuestionar o reprochar nada.

christian ballester ha dit...

En primer lugar felicitar y agradecer a nuestro compañero Joan por el artículo que ha redactado, ya que me parece un tema importante y delicado pues personalmente desconocía la situación tan difícil en que se encuentran los profesionales del mundo del deporte y la educación física en este país. Pienso a nivel personal y como han valorado otros compañeros en diferentes comentarios, que sería interesante que existiera una ley, de esta manera trabajaríamos todos en una misma dirección y sentido y no existiría el desconcierto que tienen ahora una vez han terminado los estudios universitarios la gente. Creo que existe un descontento por parte de todo el mundo que en un presente o futuro va a dedicarse a esta profesión, pero intuyo que es un primer paso para una ansiada regulación de la profesión como existe en numerosos otros trabajos en nuestro país.