dissabte, 26 de maig de 2012

En busca del talento

Per Maria Almonacid Leyba,
estudiant de Metodologia de l'Ensenyança de l'AF i l'Esport

Navegando por la red me encontré con un video de una conferencia de David Pla Santamaria, titulada como “Sistemas educativos que respetan el contínuum: la clave para desterrar el fracaso escolar y vital”. Esta se divide principalmente en dos partes que a continuación os comento: 

¿Cuáles son las bases sobre las que se sostiene nuestro sistema educativo? 

Para ello hay que echar la mirada atrás y retroceder más de 400 años. En aquella época, había una figura muy importante, Lutero. Tuvo una idea muy innovadora en aquellos tiempos que fue el nacimiento de la educación pública, es decir, la relación estado- escuela que hasta el momento nunca se había visto.

Avanzando un poco más en el tiempo, hace unos 293 años, aparece el primer sistema educativo que tiene muchas cosas en común con el nuestro (programa fijado por el estado, escolaridad obligatoria 6-16años,..etc.) Este sistema educativo tenía dos objetivos principales, que son la base de la ineficiencia del sistema actual: 

1. El objetivo Estatal: consistía en el adoctrinamiento mediante las lecciones ocultas, es decir, todas aquellas cosas que aprendemos y no recordamos haber aprendido. En la conferencia, David Pla nos muestra tres lecciones ocultas que son la obediencia, la indiferencia y el conformismo y además nos muestra, mediante diferentes videos, experimentos que se han hecho con humanos en los que se confirma este aprendizaje oculto que recibimos. 

2. El objetivo Docente: para diseñar este sistema educativo, la élite de la época, que eran las universidades, aplicaron las asignaturas que ellos creían importantes (física, teología,…etc.). Hace tres siglos, el racionalismo y el empirismo ampliaron el abanico de asignaturas del tipo de ciencias-experimentales. Además uno de los teóricos del pensamiento ilustrado, Descartes, nos decía que cualquier actividad que implicara el cuerpo y las emociones no era importante. Es más supeditaba la mente sobre el cuerpo y los consideraba como dos elementos diferentes. De aquí que exista una jerarquización de las materias donde se distinguen dos tipos de asignaturas: las útiles y las inútiles. Las primeras están relacionadas con el conocimiento científico (matemáticas, ciencias,..etc.). Y las segundas relacionadas con el cuerpo, los sentimientos y emociones, consideradas de menor relevancia (humanidades, artes, deportes…etc.). 

En conclusión, observamos que este sistema educativo esta diseñado en otra época, en una sociedad industrial que ya no existe. Por tanto, está diseñado para otras necesidades, por lo que hay que revolucionar y transformar este sistema desde las bases para que de respuesta a los problemas actuales de nuestra sociedad actual. 

¿Hacia donde debemos encaminarlo? 

Anteriormente he explicado que las materias consideradas como importantes eran aquellas relacionadas con el concepto de inteligencia del siglo XVII. Según la RAE, la inteligencia es la capacidad de plantear desarrollos lógicos utilizando el lenguaje verbal y matemático, por lo que deja de lado el resto de inteligencias. La inteligencia es el objetivo principal de nuestro sistema que como sabemos no va más allá del entendimiento y la comprensión, mientras deja de lado la Imaginación. Desde la prehistoria, el ser humano ha tenido que hacer uso de la imaginación para evolucionar y no sólo recurrió al simple uso de la inteligencia como pensamiento lógico. 

Por tanto observamos que este concepto de inteligencia está obsoleto. Existen varios autores que han estudiado sobre esta y han aportado varias teorías (T. Inteligencias múltiples, Inteligencia emocional,…etc.). Con estas teorías lo que nos dice el ponente es que la inteligencia es mucho más que el coeficiente intelectual: es DIVERSA, DINÁMICA Y ÚNICA

(Fotografía extraída de la conferencia de David Pla Santamaria)

Por ello el sistema educativo debe de reorientar, transformar sus objetivos y abordar cuatro aspectos totalmente diferentes: 

- Pensamiento creativo: como dice Ken Robinson, la creatividad es la capacidad de crear ideas que tengan valor. Será el fin de las lecciones ocultas (obediencia, conformismo e indiferencia). Pues se verán las cosas de diversas y diferentes maneras ya que no habrá una sola solución ni respuesta, habrá múltiples. 

- La Capacidad: el alumno ha de ser consciente de sus puntos fuertes, es decir, donde él se sienta a gusto, sea feliz y se sienta competitivo. Para ello deben de explorar todos los caminos y seguir por donde ellos se sientan bien. Supondrá el fin de la estandarización y el principio de la educación personalizada. 

- La Confianza: motivarles intrínsecamente para darles confianza en si mismos en su capacidad creatividad, para que solos puedan seguir creciendo. 

- El Respeto: todos las personas que interactúan en la educación deben de comprender y permitir este aprendizaje individual. 

Para ir concluyendo, decir que el objetivo que debe buscar un sistema educativo es velar por los alumnos. Se debe educar alumnos que sean conscientes de sus capacidades, en definitiva ayudarles a buscar, localizar y explotar su TALENTO, donde realicen actividades con las que ellos disfrutan y además lo hagan bien. Y olvidarnos: de que los alumnos deben memorizar contenidos, porque para eso ya están los ordenadores; de que busquen una única respuesta correcta y que aprendan a formular preguntas de manera creativa; de que todos aprenden al mismo ritmo; y una multitud de paradigmas que sólo tenían sentido en la época donde fueron diseñados. Si conseguimos que los alumnos descubran su talento encaminarán su aprendizaje hacia este y como dice el protagonista de la ponencia: 

“Conseguir que el tiempo se acorte, la felicidad se expanda y la eficacia se multiplique” 


Bibliografía consultada: 

- Real Academia Española. 

- Conferencia de David Pla Santamaria: “Sistemas educativos que respetan el contínuum: la clave para desterrar el fracaso escolar y vital”

- Capítulo 87 del programa Redes: “El sistema educativo es anacrónico”


2 comentaris:

Jose Luis ha dit...

Felicitar a María por su post la verdad es que me ha parecido muy interesante y me ha hecho replantearme una pregunta después de haberlo leído.

¿Realmente el talento se puede sacar a relucir?
La RAE define talento como "persona inteligente o apta para determinada ocupación". No da ningún atisbo de si es algo que se puede adquirir durante nuestra vida o es algo innato.

Yo pienso que tiene un alto porcentaje innato, pero también pienso que se puede buscar y explotarlo con trabajo y una educación basada en la búsqueda de este aspecto sería la más correcta e idónea.

Según Félix Varela, el talento es un don de la naturaleza, pero puede rectificarse y aun adquirirse por el estudio.

Y esto es lo que debemos perseguir. Hay muchos niños que son más talentosos para realizar ciertas cosas que otros, pero no significa que los que no lo consiguen no tengan el talento innato, a lo mejor es que nadie les ha ayudado para sacar todo su potencial y son realmente más creativos que los que ya tienen adquirido ese talento.

Una educación basada en los pilares de la búsqueda y explotación del talento, donde se busque la educación personalizada y haga explotar intelectualmente a todos, o sino todos la gran mayoría de alumnos que las reciben.


Jose Luis García Minguet

Vicent Montañana Olaso ha dit...

Primeramente felicitar a la autora del post por su trabajo realizado sobre el sistema educativo y el talento.

La teoría de las inteligencias múltiples creada por Howard Gardner nos dice que la inteligencia no se puede entender como algo unitario, sino es un conjunto de inteligencias múltiples, distintas e independientes. Si en nuestra escuela (actual) solo se evalúa un par de ellas, ¿Qué pasa con las demás?. E ahí mi creencia del fracaso escolar. No somos capaces de elaborar un sistema que englobe a todas las inteligencias. Que pasa si una persona tiene mucha inteligencia musical pero en cambio tiene poca lógico-matemática, esa persona no es que no sirva para las matemáticas ni para física o química, simplemente que tendrá que desarrollar más ese apartado que es el que tiene más débil, pero por ejemplo será muy bueno tocando un instrumento, porque tiene facilidad para ello.
Siguiendo con esta teoría, los seres humanos tenemos 8 inteligencias que son predominantes una u otra en mayor/menor medida. Por eso no es justo que se clasifiquen a los niños en las escuelas porque todo el mundo sirve para algo, no es justo ni ético que se le cierren las puertas a esa persona que le cuesta más estudiar de memoria o cualquier otra de las inteligencias que se evalúan en la escuela